Necrológicas
  • Estrumelina del Carmen Barría Barría

Mauricio Daza dice que consensuar temas a modificar en la propuesta constitucional no tiene sentido a tres semanas del plebiscito

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
315
Visitas

El ex convencional, Mauricio Daza, llegó esta semana a Magallanes a enfrentar el último tramo de campaña de cara al plebiscito el 4 de septiembre próximo. Estuvo en el norte, en la V Región y en zonas populares de la Región Metropolitana respondiendo dudas sobre el texto constitucional y llamando a votar Apruebo en el plebiscito dirimente. 

Se puso como meta estar el último mes en el territorio que lo escogió como representante en la extinta Convención Constitucional. En conversación con El Magallanes, el mediático abogado abordó de forma concisa los puntos claves de la propuesta constitucional, pero se mostró dubitativo cuando se le consulta por su relación con los Bianchi. Se tomó segundos para pensar las respuestas, asegurando que hay orgullo por el trabajo realizado en conjunto, aunque el tono – si bien él lo descarta – suena a una despedida.

Esta entrevista se realizó el martes, días previos al acuerdo tomado por los partidos oficialistas que proponen cambios a la Constitución en caso de ganar el Apruebo. El mismo martes, Mauricio Daza salió extremadamente victorioso en un debate radial frente a un abogado regional, que, de forma inesperada, este último decidió no participar en el último bloque del debate que estaba comprometido. “No quería más, no cualquiera puede debatir con Daza”, aseguró una fuente. 

– Luego de este recorrido en el país y ahora por la región, ¿con qué sensación se está quedando la gente? 

– “He estado en distintas poblaciones y muy populosas. Siento que hay muchas dudas acerca de cuál es el sentido y alcance de las normas que están en la Constitución, pero no he notado que exista una mala actitud con respecto a la propuesta de nueva Constitución, que contrasta mucho con la información que uno recibe, de las encuestas de los medios”. 

– Aunque actualmente no hay ninguna encuesta que refleje una posible victoria del Apruebo…

– “Lo que ocurre con las encuestas en este proceso es que no creo que sean instrumentos que puedan proyectar un resultado en esta elección. Estamos con un padrón de 15 millones de personas donde hay votación obligatoria, donde votarán más de 10 millones de personas sin duda. La elección donde más votaron fue en el plebiscito de entrada con 7,5 millones y, en ese contexto, una encuesta que se basa en una muestra no aleatoria, telefónica de menos de mil personas, no es capaz de proyectar un resultado. No está la opinión de ninguna persona de Magallanes ni de regiones, está concentrado en Santiago, Biobío y Valparaíso. Por ende, no las considero como un antecedente para proyectar el resultado”. 

– Aunque pareciera que el gobierno no lo está viendo así, se están abriendo tanto el gobierno como los partidos políticos a una tercera vía…

– “Una eventual tercera vía es una posibilidad que no es concreta, es una especulación y no tiene ningún fundamento sólido, nadie es capaz de señalar qué se quiere cambiar, cómo y cuándo. En caso de que gane el Rechazo, la decisión pasa por la voluntad de Chile Vamos y sectores que no han querido cambiar los pilares de la Constitución actual durante 32 años. Es poco creíble que consensuar temas a modificar, a tres semanas del plebiscito no tiene sentido. Tenemos reglas que fueron definidas en el inicio del proceso constituyente, en que si gana el Apruebo va a empezar a regir esta propuesta, dejando sin efecto completamente la anterior; si gana el Rechazo se mantiene la Constitución del 80 y sus modificaciones, en su totalidad. Es un error dar ese debate a tres semanas del plebiscito. Esta Constitución es más fácil de modificar y además la ciudadanía puede generar cambios a la Constitución sin pasar por el Congreso a través de fórmulas de Democracia Directa juntando firmas. No redactamos esta propuesta para que sea escrita en piedra, la idea era ampliar y profundizar el debate democrático, pero cada cosa tiene su momento”. 

– ¿Qué reformas le harías a esta propuesta constitucional?

– “Hay espacios para mejoras, no todas las propuestas que hice se acogieron y me gustaría que estuvieran reflejadas en ella, pero creo que esta labor no nos corresponde a nosotros, tuvimos un papel importante, pero es bueno que sean otras instancias que tomen el texto y las puedan analizar. El momento de los convencionales ya terminó y es importante que el actual y el futuro Congreso y la ciudadanía analicen las mejoras. Eso le molesta a la actual dirigencia política, porque se está desconcentrando mucho el poder, que ellos no van a tener la llave única de hacer modificaciones institucionales, sino que abrimos el espacio para que la ciudadanía haga esos cambios; tal como pasa en los proyectos de Ley, si llega un proyecto con apoyo de 500 mil personas, va a ser muy difícil que el Congreso se desentienda como pasa hoy en muchas materias”. 

– Aunque hubo iniciativas ciudadanas en la Convención, por ejemplo “Con Mi Plata NO”, que no fueron apoyadas en el órgano y fue la que más firmas juntó…

– “En algún momento cuando estábamos ajustando el reglamento de participación ciudadana, hubo grupos que dijeron que las propuestas ciudadanas que ingresaran fueran vinculantes y obligatorias para la Convención, que necesariamente estuvieran incorporadas en el proyecto constitucional y fue Chile Vamos, en bloque, que se negó a aquello. Respecto de este caso, las constituciones no establecen un catálogo de bienes que las personas son dueñas, no establece que son dueñas de sus casas, autos, ahorros, billetera, porque el problema es que, si se establece un catálogo, uno podría quedar corto y se podrían ir algún bien y el texto de Constitución sería inabordable. Lo que se hace es definir que las personas son dueñas de todos sus bienes. La Constitución actual, por ejemplo, lo deja a la Ley y nosotros optamos por la misma fórmula”.