Necrológicas
  • María Nelly Miranda Rodríguez
  • María Angela Muñoz Cárcamo
Ayer fue el turno de la Escuela Manuel Bulnes

Estudiantes de octavo vuelven a ser “Industrialinos por una mañana”

Por La Prensa Austral Jueves 25 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
360
Visitas

La iniciativa lleva años en el Liceo Industrial Armando Quezada Acharán, con sus idas y vueltas. En 2018 se retomó, pero la pandemia obligó a otra pausa. Pero este año, tras un 2021 en formato virtual, volvió a realizarse “Industrialino por una mañana”, una jornada en que estudiantes de octavo básico llegan a conocer los talleres donde se imparten las especialidades, con la idea que elijan continuar su enseñanza media en este establecimiento. Ayer fue el turno de la Escuela Manuel Bulnes.

A fines de mayo comenzaron a asistir las delegaciones de los quince establecimientos invitados, todos municipales, de preferencia, aquellos que no tengan enseñanza media y que vean una proyección en el Industrial. El coordinador del proyecto, Francisco Mancilla Godoy indicó que tras hacer las invitaciones a los establecimientos, se organizan las actividades a realizar, se acude al establecimiento en bus para transportar a los estudiantes y una vez en el liceo, se organizan grupos por especialidad. Tras una colación, los asistentes rotan por los demás talleres y la jornada finaliza en el salón de eventos, donde se les muestran algunas de las Acles. El 7 de septiembre se cerrará la edición 2022 de este programa, con un evento especial.

Mecánica Automotriz, Estructuras y Soldaduras, Mecánica Industrial, Construcción, Instalaciones Sanitarias y Telecomunicaciones y Electricidad son los talleres que conocieron los estudiantes. En cada uno de ellos, además del profesor responsable, hay dos estudiantes del liceo, que guían a los visitantes. En Telecomunicaciones, Ismael Ruiz, del cuarto medio A explicó que “es muy divertido ayudar a los jóvenes de esta época a interesarse en la Telecomunicación. Nosotros no explicamos tan técnico como el profesor, sino que se diviertan con lo que están haciendo”. Los profesores Marco Guerrero y Francisco Mancilla prepararon un programa llamado Blocki en el que “los alumnos aprenden la lógica de configuración y programación de temas computacionales pequeños, posteriormente se conectan a un Led y luego lo interconectan con un bluetooth. Y en la siguiente etapa, con un interruptor digital conectado al arduino y ellos pueden controlar el encendido de luces o activar enchufes en el hogar”.

Todo este proceso encantó a la estudiante Anahí Torres, que expresó su interés por matricularse en el Industrial. “El liceo es muy bueno, por lo que se ve y también muy interesante esta especialidad. Creí que iba a ser fome, pero no, es muy bakán. Yo elegí al azar esta especialidad, pero me gustó y es una opción a seguir en el futuro. Es más fácil de lo que pensé”, valoró la estudiante.