Necrológicas
  • María Nelly Miranda Rodríguez
  • María Angela Muñoz Cárcamo

Buques inmortales: lancha Puerto Natales centinela de Ultima Esperanza

Por La Prensa Austral Martes 13 de Septiembre del 2022

Compartir esta noticia
103
Visitas

En sus más de dos décadas de servicio la nave ha realizado tareas de fiscalización marítima, operativos de búsqueda y salvamento, apoyo a zonas aisladas del territorio nacional, tareas de reposición y mantenimiento de ayudas a la navegación, así como reabastecimiento y relevo de faros en la Región de Magallanes.

Por Francisco Sánchez Urra
Historiador

Dentro de su bitácora registra el primer reabastecimiento a faro Islotes Evangelistas, la escolta por el estrecho de Magallanes del portaaviones estadounidense Ronald Reagan, así como la importante labor en los procesos de vacunación y traslado de especialistas en el contexto de la pandemia de Covid-19

La lancha Puerto Natales en la actualidad se encuentra al mando del teniente primero litoral Rafael González, con una dotación de 10 servidores navales, contando con capacidad de 25 nudos de velocidad máxima y un desplazamiento de 110 toneladas

Hoy al igual que hace más de 20 años, la Lancha de Servicio General, LSG, Puerto Natales se encuentra sirviendo en algún rincón apartado de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, en donde un grupo de hombres ponen a prueba sus capacidades, demostrando entrega y valor, en medio de la maravillosa geografía de los canales australes, lugares que al mismo tiempo que asombran por su belleza muestran la bravura de una geografía hóstil que pone a prueba a los más avesados navegantes.

Recorrer sus cubiertas dan muestras de una historia inmortal, en donde cada rincón es cuidado con especial compromiso y cariño por la dotación, en donde más de alguna fotografía da muestra de historias épicas de otras dotaciones, al mismo tiempo que en sus fierros se siente el peso de la historia de un buque que ha surcado y dejando su blanca estela en toda la Región de Magallanes.

Su historia y servicio

en la zona austral

La Lancha de Servicio General 1617 Puerto Natales ingresó al servicio de la Patria el 13 de diciembre de 2001, construida por Asmar Talcahuano, siendo parte del proyecto Danubio.  Este plan consistió en la construcción de trece Lanchas de Servicio General (LSG), para la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante.

La unidad naval fue recepcionada en Punta Arenas el 26 de febrero de 2002, para trasladarse hasta su puerto base en la ciudad de Puerto Natales, desde donde opera cumpliendo tareas vinculadas a las distintas áreas de misión de la Armada de Chile.

En sus más de dos décadas de servicio la lancha ha realizado tareas de fiscalización marítima, operativos de búsqueda y salvamento, apoyo a zonas aisladas del territorio nacional, tareas de reposición y mantenimiento de ayudas a la navegación, así como reabastecimiento y relevo de faros en la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Es de esta manera que dentro de su bitácora se registra el primer reabastecimiento a faro Islotes Evangelistas por parte de una Lancha de Servicio General, la escolta por el estrecho de Magallanes del portaaviones estadounidense Ronald Reagan, así como la importante labor en los procesos de vacunación y traslado de especialistas en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Su dotación actual

La Lancha de Servicio General 1617 Puerto Natales en la actualidad se encuentra al mando del teniente primero Litoral, Rafael González, con una dotación de 10 servidores navales, contando con capacidad de 25 nudos de velocidad máxima y un desplazamiento de 110 toneladas.

Su actual comandante comenta que “el asumir el desafío de comandar una unidad de estas características exige poner al límite las capacidades, contando con el apoyo de una dotación comprometida y tremendamente sacrificada, desplegándonos muchas veces bajo condiciones meteorológicas hostiles para operar en zonas distantes salvaguardando la vida humana en el mar, formando un equipo de excelencia y en donde hemos enfrentando grandes desafíos en apartados rincones del territorio nacional”.

Su segundo comandante, teniente primero Litoral Javier Alvarez, señala que “la Lancha de Servicio General Puerto Natales tiene una historia única, apoyando a comunidades aisladas, realizando reaprovisionamiento de faros y mantención de ayudas a la navegación como es el caso de la señalización marítima, contribuyendo de esta manera al desarrollo nacional y no estando ajena a los desafíos de la pandemia de Covid-19, siendo un orgullo componer parte de esta dotación que en los canales australes realiza un servicio por la Patria y sus altos destinos”.

El condestable de la Puerto Natales afirma que “la dotación es un equipo humano unido, en donde cada zarpe nos pone a prueba, al mismo tiempo que nos afiata y recuerda los tremendos desafíos que es navegar en la zona austral, sintiéndonos orgullosos de ser parte de la especialidad de Litoral”.

Ex comandantes de un buque inmortal

El capitán de navío Litoral, Horacio San Martín, estuvo al mando de la unidad durante los años 2003 y 2004, señala que “ser comandante de una unidad de la Armada es todo un honor para un marino, más aún cuando se le asigna una plataforma destinada entre las aguas cordilleranas y el océano, siendo un privilegio, en lo personal de haber sido comandante de la LSG Puerto Natales, siendo mis principales compañeros la dotación, los cuales demostraban su profesionalismo viviendo el rigor”.

El capitán de corbeta Litoral, David Valenzuela, al mando de la unidad durante el año 2018, afirma que “la guardia de un comandante es permanente y constante mientras dura su período de mando, sin embargo, las lecciones aprendidas quedan en la retina para toda la vida”, comentando que “la responsabilidad inherente del cargo, impone el más alto sentido de vocación de servicio y cumplimiento del deber, siendo en mi caso el desafío más grande durante el tiempo de servicio a bordo, el de liderar y conducir a un grupo de buenos hombres, motivados y dispuestos a cumplir cada misión”.

El capitán Valenzuela señala además que “la particular geografía y condiciones meteorológicas de nuestra área de operación, demandaba una permanente evaluación en el manejo del riesgo operacional, pudiendo concluir orgullosamente que como unidad cumplimos la totalidad de las tareas y misiones encomendadas por el mando institucional”.

Hoy la unidad naval sigue navegando, prestando valiosos servicios en zonas aisladas, salvaguardando la vida humana en el mar y resguardando la seguridad e intereses territoriales desde su puerto base en la provincia de Ultima Esperanza.