Necrológicas
  • Gladys Antonia Gallardo Gómez
  • Armando Serón Osorio

Cadi Umag se adjudica proyecto para analizar las secuelas a largo plazo que dejó el Covid-19 en una treintena de pacientes

Por La Prensa Austral Jueves 13 de Octubre del 2022

Compartir esta noticia
330
Visitas

En esta primera semana sin restricciones sanitarias, el Covid-19 parece ser solamente un mal recuerdo. Pero muchos de quienes la han padecido aún sufren con las secuelas del virus. La poca literatura vinculada a estas afecciones, dadas las particularidades de cada caso, han hecho complicado mantener tratamientos acordes. 

Por esta razón, en el Centro Asistencial Docente e Investigación (Cadi) de la Universidad de Magallanes celebraron la adjudicación de fondos del Concurso Nacional de Investigación en Salud, que les permitirá contar con $60 millones para desarrollar, por 24 meses, investigación para analizar las consecuencias de la enfermedad.

No solamente en aquellos pacientes que estuvieron internados en Uci o Uti, sino que el programa incluirá a todos quienes se contagiaron con el coronavirus y han tenido repercusiones en su salud. Para ello, trabajarán profesionales de diversas especialidades como Kinesiología, Psicología y Medicina General, entre otros.

La directora del Cadi Umag, Karena Espinoza, explicó que el Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud son iniciativas concursables del Ministerio de Ciencias, con apoyo del Ministerio de Salud, “que permiten el desarrollo de investigación en salud aplicada. Esperamos con este proyecto tener financiamiento para dos años, para treinta pacientes secuenciados de ‘long-covid’”. Este concepto refiere -añadió Espinoza- a secuencias de larga duración, que en la región presentan alrededor de cinco mil personas. “La última bibliografía habla de pacientes que tienen secuelas por más de seis meses después de la recuperación del Covid. Se espera con este proyecto sacar un parámetro porcentual entre el diagnóstico y tratamiento, el cual no está definido internacionalmente”, apuntó.

Al respecto, recordó que en el primer proyecto que llevaron adelante, con el Ministerio de Desarrollo Social, “Chile Compromiso de Todos” surgió porque “tratamos 300 pacientes derivados de la Unidad de Rehabilitación del Hospital Clínico y las escalas de evaluación y tratamiento, quedaron cortas, tanto a nivel psicológico como de neurorehabilitación”.

La implementación del actual proyecto será a través de la Unidad de Rehabilitación y “los pacientes van a ser derivados de acuerdo a los criterios clínicos y definidos de ingreso. Van a recibir una intervención multimodal, con un enfoque biosocial y transversal dentro de todas las ciencias de biosalud y las carreras de salud de nuestra casa de estudios. Al recibir este tratamiento, vamos a evaluar sistemáticamente, cuáles son las consecuencias de una rehabilitación, ese es el fin, y para que podamos definir parámetros multimodales entre el diagnóstico e intervención de un tratamiento para pacientes secuelados long-covid y cómo pueden disminuir las secuelas producto de un tratamiento, lo que no está definido en la literatura”, concluyó la directora del Cadi-Umag, Karena Espinoza.