Necrológicas

Capturan a principal sospechoso de tiroteo que dejó 5 muertos en club LGBTIQ en EE.UU.

Por La Prensa Austral Lunes 21 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
129
Visitas
  • El presunto autor del crimen fue identificado como Anderson Lee Aldrich de 22 años, quien
    hirió además a 18 personas que se encontraban presentes en el ‘Club Q’ de Colorado Springs.

El hombre armado que abrió fuego dentro de un club nocturno gay de Colorado, matando al menos a cinco personas, fue detenido por dos personas “heroicas” que estaban en el interior del local, informó ayer la policía en una conferencia de prensa. 

El sospechoso fue identificado como Anderson Lee Aldrich, de 22 años, y dijeron que utilizó un rifle largo. 

El ataque ocurrió en el Club Q de Colorado Springs, donde los asistentes a la fiesta aparentemente celebraban el Día del Recuerdo Transgénero, que cada 20 de noviembre rinde homenaje a las personas trans que fueron objeto de ataques violentos. 

Dieciocho personas resultaron heridas en el tiroteo poco antes de la medianoche, dijo la policía, y agregó que un número no especificado de heridos permanece en estado crítico. Dijeron que se encontró al menos otra arma de fuego en el club. 

El sospechoso entró en el club e “inmediatamente empezó a disparar a la gente que estaba dentro… Al menos dos personas heroicas dentro del club se enfrentaron y lucharon con el sospechoso y pudieron impedir que siguiera matando”, dijo el jefe de la policía, Adrian Vasquez, en una conferencia de prensa. 

El tiroteo es el último de una larga historia de ataques a lugares LGBTQ en Estados Unidos, el más mortífero de los cuales cobró 49 vidas en un club nocturno en Orlando, Florida, en 2016. 

Los estadounidenses “no pueden ni deben tolerar el odio”, dijo ayer el Presidente Joe Biden tras conocer la noticia del tiroteo. 

Aunque el motivo del ataque aún no está claro, criticó la violencia contra la comunidad LGBTQ, en particular hacia las mujeres transgénero de color. “Los lugares que se supone que son espacios seguros de aceptación y celebración nunca deben convertirse en lugares de terror y violencia. Sin embargo, sucede con demasiada frecuencia. Debemos eliminar las desigualdades que contribuyen a la violencia contra las personas LGBTQI+”, dijo en un comunicado de la Casa Blanca.

FBI investiga 

Las autoridades dijeron que el sospechoso estaba siendo tratado en un hospital local, pero no dieron a conocer más información sobre él, y señalaron que las autoridades locales, estatales y federales, incluido el FBI, están investigando. 

El vecindario de Colorado Springs, alrededor de la casa de ese hombre, fue evacuado después de que inicialmente se negó a rendirse. No se encontraron artefactos explosivos, según el comunicado.

Respuesta rápida

La portavoz del Departamento de Policía de Colorado Springs, Pamela Castro, dijo ayer que la policía recibió una llamada inicial sobre un tiroteo activo en el club justo antes de la medianoche. 

Ella dijo que un primer oficial llegó en cuatro minutos y que el sospechoso había sido sometido solo dos minutos después. 

Las autoridades dijeron ayer que el tiroteo aún no había sido clasificado oficialmente como un crimen de odio, pero que seguramente se presentarían cargos por asesinato en primer grado. 

El gobernador Jared Polis, quien en 2018 se convirtió en el primer hombre abiertamente gay elegido como gobernador de Estados Unidos, calificó el tiroteo de “horrible, repugnante y devastador” y agregó que “Colorado apoya a nuestra comunidad LGTBQ y a todos los afectados por esta tragedia”. 

Cientos de mensajes de apoyo llegaron a la página de Facebook del club, algunos de lugares tan lejanos como Suecia, Reino Unido, Nueva Zelanda, Alemania y Australia.

Emol

Ataques masivos 

El 12 de junio de 2016, un hombre armado abrió fuego en el interior del club nocturno Pulse de Orlando, matando a 49 personas e hiriendo a más de 50. El Presidente Joe Biden conmemoró el quinto aniversario del tiroteo en Orlando el año pasado y tomó la rara medida de decir que designaría al club como un monumento nacional. Los ataques con armas de fuego son un problema importante en Estados Unidos, donde se han producido más de 600 tiroteos masivos en lo que va del año, según el sitio web Gun Violence Archive. Los tiroteos masivos reavivan constantemente el debate sobre el control de las armas, un tema candente en el país, aunque apenas se ha avanzado en el Congreso en las peticiones de reforma.