Necrológicas

– Rogelio Barría Díaz

– Lucy María Angélica Momberg Lagos

– Olaf Frank Yaksic Dobson

Ingreso de extranjeros por pasos no habilitados

Por La Prensa Austral Lunes 21 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
1,350
Visitas

El reciente informe sobre la población extranjera en nuestro país pone a Magallanes como la quinta región que mayor número de extranjeros ha acogido en los últimos años, bordeando actualmente las 10 mil personas.

A nivel nacional, el número de extranjeros llega casi a los 1,5 millones, imponiendo a las instituciones del Estado la adoptación de medidas que permitan que quienes llegan a Chile tengan acceso a los servicios básicos y que sus derechos no sean vulnerados.

La migración es un derecho reconocido mundialmente y organismos nacionales e internacionales han estado levantando estadísticas con la finalidad de comprender la magnitud y alcances de este proceso.

La tendencia es al crecimiento de los desplazados y los migrantes y las razones, más o menos, las mismas: escapar de la violencia y la pobreza. 

Tanto el país como la región se han abierto a la llegada de extranjeros, acorde a los antecedentes históricos. Pero, comienza a preocupar el impacto negativo que, con mayor o menor medida, un ingreso descontrolado de personas de otras nacionalidades está teniendo o pueda tener.

Ello porque, mientras la gran mayoría de quienes cruzan nuestras fronteras espera contribuir con su trabajo y cultura, un grupo pequeño busca transgredir la legislación nacional y opta por delinquir. Igualmente, hay connacionales que abusan de la necesidad de los migrantes y los mantienen en condiciones indignas y atropellan sus derechos.

En tal contexto, resulta muy preocupante que operativos de la Policía de Investigaciones hayan permitido constatar que parece ser creciente el número de extranjeros que están ingresando a Magallanes por pasos no habilitados.

Esto es una pésima señal y puede ser la antesala a un problema mayúsculo, de tal forma que tanto el gobierno, los organismos ad hoc como las policías deben estar atentos y no ser desbordados por esta corriente migratoria ilegal. La situación que se vive en las regiones del norte del país habla por sí sola.