Necrológicas
  • José Germán Cariñanco Mansilla

Vecinos denunciaron a “okupas” que se tomaron casa abandonada

Por La Prensa Austral Viernes 25 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
14,313
Visitas

La calle Janequeo, en el sector 3 de la población Gobernador Viel, al norte de la ciudad, llega hasta pasaje Tehuelche, donde se “corta” y se desvía hasta llegar a Avenida Bulnes. Por lo mismo, el tráfico vehicular no suele tener autos a gran velocidad y la vida de los vecinos es tranquila. Hasta que el 28 de octubre comenzaron a inquietarse. En Janequeo 193 hay una casa abandonada hace cinco años y cuyo patio colinda con otra vivienda, en pasaje Franco Bianco 0875. Este último inmueble comenzó a ser habitado por tres personas, un hombre y una mujer de poco más de treinta años y una persona mayor, además de un perro cachorro y un gato.

Pero más allá de esta ocupación ilegal, lo que comenzó a inquietar a los vecinos fueron las actividades, especialmente nocturnas, de las que fueron testigos. Al observar el comportamiento y las frecuentes llegadas de vehículos, concluyeron que existe tráfico de drogas en esta vivienda, lo que respaldan con fotografías y videos que han hecho llegar a Carabineros. Además, están en alerta porque la casa no cuenta con suministro de gas, por lo que los ocupantes se calefaccionan con fogatas, lo que representa un evidente riesgo.

Los vecinos acusan que ambas viviendas están abandonadas por el propietario, y la institución que cuenta con la garantía hipotecaria es el Banco Estado, entidad que ha hecho caso omiso a sus denuncias verbales, por lo que decidieron manifestar esta preocupación mediante una carta, enviada a la Gerencia de Banco Estado Punta Arenas, así como otra misiva al alcalde Claudio Radonich. 

Indican que solamente el Plan Cuadrante y de Seguridad Ciudadana han acudido en algunas oportunidades ante las denuncias que han hecho, pero que requieren con urgencia de una solución definitiva.

Un grupo de cuatro vecinos, que no quisieron revelar su identidad por el lógico temor a represalias, expuso la situación que les aqueja y las acciones que han emprendido. “En Banco Estado lo único que nos dijeron es que la casa de Janequeo la van a sacar a remate en seis meses, que es demasiado tiempo, porque estamos enfermos de los nervios, no dormimos bien, vigilando, da miedo dejar las casas solas. Les envié una carta, además de otra a la municipalidad, Carabineros y la PDI adjuntando los datos, porque tenemos fotos, videos, patentes de vehículos”, indicó una de las vecinas.

De inmediato revela un episodio que vivió con uno de los “okupas”, que acusó a los gritos a una vecina de “por tu culpa nos cortaron el gas. Esta noche van a dormir todos calentitos”, lo que interpretan como una amenaza. 

Aviso inquietante

Pero el hecho que los dejó más inquietos y que confirmó sus sospechas, se dio el domingo 13 de noviembre, cuando “una persona se anduvo presentando diciendo que iba a ser nuestro nuevo vecino, porque iba a ocupar la casa de Janequeo con su esposa y su hija de dos años. Ante su claro estado de efectos de drogas nos vimos en la necesidad de llamar nuevamente a Seguridad Ciudadana y al Plan Cuadrante. En ese momento se acercó un vehículo Peugeot blanco cuyo chofer, al bajar, se puso un overol blanco y un pasamontañas negro, acompañado de una mujer. La actitud de esa persona era desafiante y observadora de la situación ante la persona que decía que iba a ocupar la casa. Después llegó un colectivo con el techo gris y en Tehuelche, antes de llegar a Manantiales, se juntaron, abrieron el portamaletas y alguna transacción hicieron, porque después se fueron”.

Todo esto lo pudieron notar porque en casi todas las casas hay cámaras de vigilancia, decisión que tomaron para resguardarse.

Pero no se quedaron ahí, sino que averiguaron antecedentes de todas las personas que les parecieron sospechosas. Y lo que descubrieron ratificó sus impresiones iniciales. “Encontramos sus nombres y googleando vimos informaciones de prensa que indicaban que tienen denuncias por robo con violencia, robo en casa habitada y deshabitada, tráfico de drogas, entonces vemos que ese tipo de personas están con la intención de tomarse una vivienda abandonada y tenemos una impotencia tan grande que el Banco Estado, como propietario de la garantía hipotecaria de la vivienda, no haga nada”, expusieron.

En específico, averiguaron que el dueño del Peugeot blanco “al hablar ya te dabas cuenta que no es de acá, del norte y que son delincuentes. No pasaron dos días y vimos que en el diario local aparecía que esa misma persona había sido encontrada con armas, que realizó amenazas a una vecina de la población El Pingüino y que para más remate el mismo vehículo intentó atropellar a un carabinero. O sea, si intentaron eso contra una autoridad, con mayor razón nos pueden hacer cualquier cosa a nosotros. Lo que leímos en el diario es que la única medida que tiene es arraigo regional”.

Sin embargo, durante la tarde, los vecinos recibieron la noticia de que Carabineros detuvo a una persona con antecedentes (ver recuadro) y que resultó ser uno de los habitantes de la casa “okupa”. Pero mientras no exista una resolución de parte de Banco Estado o del municipio, para destrabar esta situación, los vecinos, muchos de ellos que residen por años en el sector, no volverán a gozar de la tranquilidad.