Necrológicas
  • Edith Petovich Niesel
  • Sara del Carmen Gómez Allba
  • Sara del Carmen Gómez Allba
Declaración de Impacto Ambiental para “Brisas del Estrecho”

Sin mayores contratiempos avanza proyecto para levantar 297 viviendas

Por La Prensa Austral Sábado 26 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
222
Visitas
  • Hasta el 15 de diciembre próximo hay plazo para etapa de participación ciudadana. La construcción del proyecto se estima en 18 meses, a partir del primer semestre de 2023 hasta el segundo semestre de 2024.

Rumbo a su última etapa se encuentra la evaluación de la declaración de impacto ambiental (Dia) presentada por Salfa para llevar adelante el proyecto de vivienda Brisas del Estrecho en les sector sur de Punta Arenas.

Para el próximo 15 de diciembre está fijado el vencimiento del plazo para la solicitud de realización de un proceso de participación ciudadana respecto de la Dia. Hasta el momento aún no se han presentado solicitudes al efecto.

Los antecedentes de la declaración ya fueron revisados por el comité técnico, integrado por la seremi de Medio Ambiente, Obras Hidráulicas y Servicio de Evaluación Ambiental, además de otros 16 servicios entre direcciones regionales, municipalidades y seremías.

En lo general, las observaciones al proyecto son propias de la intervención del terreno y no existen solicitudes que pudieran advertir problemas mayores para levantar las 297 viviendas que  contempla la obra.

Este proyecto habitacional se vio entrampado durante meses, luego que acciones judiciales terminaran en septiembre pasado con el pronunciamiento de la Corte Suprema que -al igual que la Corte de Apelaciones- dejara su evaluación en manos de los servicios pertinentes.

Lo anterior tuvo que ver con la intervención de un terreno conformado por bosque con especies nativas y aledañas a un sector de humedal. Respecto de esto, tras la presentación de la Dia, la Conaf indicó en su informe que dentro de la declaración se reconoce la existencia de 2 zonas: herbácea y arbórea, identificando en esta última la existencia de ñirres y lengas. Por tal razón se solicitó al titular del proyecto “describir la metodología utilizada para la identificación de ambas especies, siendo que en la época en que se desarrolló el muestreo de vegetación (agosto de 2022), los árboles no tenían hojas. Además no se entregan los resultados obtenidos en cada parcela de muestreo, como tampoco existe un análisis estadístico de los resultados”.

Se agrega que la información que entrega la Dia es escasa, “por lo tanto no permite evaluar objetivamente los impactos que pudiesen presentarse, al cortar la vegetación existente. Por lo tanto se solicita al titular del proyecto entregar información relativa a los predios de corta: coordenadas/huso/Datum (WGS 84), uso actual del suelo, suelos (predio, área, clase de capacidad de uso, pendiente media, superficie); recursos hídricos (predio, área, masas o cursos de agua, temporalidad, distancia al área a intervenir, ancho del cauce); vegetación (predio, área, tipo forestal, superficie, especies dominantes, densidad, estructura actual, estado de desarrollo, estado sanitario) y fauna con problemas de conservación (especie, categoría de conservación).

Observaciones
de la Conadi

Otro de los informes donde se advierten observaciones fue el entregado al proyecto por parte de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi.

“Se observa que el titular no realizó ningún esfuerzo por presentar antecedentes que permitan conocer si existió alguna intención real de recopilar información primaria de los grupos humanos indígenas asociados a las comunidades indígenas, o bien, de los habitantes pertenecientes a los pueblos indígenas mapuche, kawésqar y yagán, que conviven habitando el Conjunto Habitacional “Pueblos Originarios”, los cuales permitan descartar usos en el sector denominado “El Bosque”, teniendo en cuenta que cada uno de estos pueblos posee una cosmovisión distinta y, se relacionan con su entorno natural para la obtención de recursos para medicina ancestral, u otras aplicaciones espirituales o culturales”. 

Es así, continúa, “que tampoco se pueden identificar los potenciales impactos como consecuencia de la intervención antrópica por causa del proyecto de urbanización, considerando que se verán disminuidos sus atributos naturales, como un espacio de contacto con el medio ambiente dentro del área urbana. De lo anterior se solicita: Elaborar una caracterización de sistemas de vida y costumbres de los grupos humanos indígenas presentes en el área de influencia, priorizando la obtención de datos primarios (con medios de verificación), incorporando antecedentes suficientes que permitan descartar susceptibilidad de afectación para estos grupos, en particular respecto al uso del sector denominado “El Bosque” colindante con el proyecto inmobiliario”.