Necrológicas
  • Edith Petovich Niesel
  • Sara del Carmen Gómez Allba
  • Sara del Carmen Gómez Allba

“No ocupen a Chile para resolver conflictos internos”

Por La Prensa Austral Lunes 28 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
112
Visitas

El subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, volvió a referirse ayer al paro de camioneros, que hasta la jornada dominical cumplía siete días, y las propuestas que ha entregado el gobierno para responder a las demandas de los transportistas, específicamente en materia de seguridad y precios de los combustibles. 

“El país no está en condiciones de ocupar sus recursos públicos en un problema que es de privados”, dijo la autoridad luego de que el Ejecutivo pusiera sobre la mesa la idea de congelar el precio del diésel por tres meses e inyectar US$1.500 millones adicionales al Mepco, lo que fue descartado por los camioneros.

“En las propuestas que se han entregado a los distintos gremios del transporte con los cuales se ha conversado, es evidente la determinación del gobierno de intervenir, primero porque está colocando cuantiosos recursos de todos los chilenos en el Mecanismo de Estabilización de los Precios de los Combustibles, US$1.500 millones”, recalcó Monsalve. 

Añadió que “el gobierno ha comprometido impedir el alza de los combustibles del diésel en particular durante un periodo de hasta cuatro meses, o sea, estamos comprometiendo que no va a haber alza y que en ninguna circunstancia subiría el precio del combustible”. 

“Puede ser que el alza del combustible, particularmente del diésel, no se traslade a la tarifa que le pagan a los transportistas, puede ser que haya sectores del transporte donde suba el combustible no le modifican su tarifa, le siguen pagando lo mismo, y por lo tanto, está asumiendo el alza del costo de los combustibles. Por eso, conversamos con la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), y ayer (por el sábado) sentamos a la mesa junto con los transportistas al presidente de la Confederación, Juan Sutil”, acotó. 

En ese sentido, mencionó que La Moneda se abrió a mediar a través del Ministerio de Transportes y de Economía, junto con la CPC y representantes de camioneros para que “en aquellos casos donde no haya contratos con polinomios que reflejen el alza de los combustibles las tarifas, eso se resuelva”. “Nos hemos hecho cargo de manera concreta de las demandas en materia de seguridad”, apuntó Monsalve. En ese sentido, la autoridad explicó que el punto de quiebre la noche del sábado se dio porque los transportistas exigen una rebaja a los costos de los combustibles. 

Esfuerzo inédito

“El esfuerzo fiscal que está haciendo el gobierno para poder enfrentar el alza de los combustibles y la mesa que está colocando con la CPC, son hechos inéditos”, aseguró, aludiendo al costo fiscal que tendría impedir el alza del diésel, lo que el Ejecutivo cifra en torno a US$500 millones mensuales. 

Tras ello, Monsalve emplazó a los camioneros para que no exijan rebajas en los precios de los combustibles. “No ocupen a Chile para resolver sus conflictos internos”, aseveró, recalcando que “no hay motivo para no llegar a acuerdo”. 

Por su parte, el ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, expresó que “hay una serie de medidas, varias de ellas que tienen en mi opinión carácter bastante inédito, yo no tengo recuerdo hacia atrás de que el precio del combustible va a congelarse y no va a aumentar, y creo que eso debiera valorarse por parte de los gremios como una capacidad de sensibilizarse en un tema que es importante”.

Rol del transporte

“Tenemos esperanza de que el gremio de camioneros también entienda el rol que cumple a nivel nacional, lo que esto significa para el país en términos del comienzo de la temporada de exportación de productos agrícolas, y que hay muchos exportadores agrícolas de distinto tamaño, pequeños, medianos, que se verían afectados por este tema. Espero que prime en ese sentido la sensantez, la racionalidad, respecto de valorar aquellas medidas que estamos proponiendo como gobierno para resolver un tema que es importante”, agregó.

Ambición desmedida

Por su parte, la ministra de la secretaría general de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte, abordó la situación asegurando que “estamos hablando de grupos de camioneros con una ambición desmedida”. 

“Si hay algo imposible de dimensionar en su exacta medida es la ambición, la ambición de estos grupos descolgados y otros espontáneos, porque se estuvo negociando con las grandes confederaciones, y si no hubiera sido así estaría toda la berma del país ocupada y no es así, estamos hablando de grupos de camioneros con una ambición desmedida que han hecho peticiones que se alejan mucho de lo razonable y entendible que sea posible acceder”, precisó en Estado Nacional.

Emol