Necrológicas

– Ramón Alberto Carrasco Fuentealba

– Perina Yankovic Kuscic

Ganaderos insisten en la necesidad de reabrir retén de Kon Aiken para combatir el abigeato

Martes 29 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
141
Visitas

A unos 30 kilómetros al norte de Punta Arenas funcionaba el retén de Carabineros Kon Aiken. La policía uniformada dejó de utilizar esas dependencias y se trasladó a una Subcomisaría ubicada en la Ruta 9 Norte, en el sector de Río Seco, a unos 13 kilómetros de la capital regional.

Según los representantes de la Asociación de Ganaderos de Magallanes (Asogama), Kon Aiken era un lugar estratégico en que Carabineros controlaba el paso de conductores que intentaban robar animales desde distintos puntos de la región. Advierten que con el cierre de esas dependencias se perdió un espacio de control del abigeato, problema que persiste con el paso de los años a pesar de los esfuerzos por combatirlo y neutralizarlo.

Gerardo Otzen, presidente de Asogama, señala que tanto él como representantes de directorios anteriores de esa organización han realizado la solicitud formal a Carabineros y a las autoridades civiles para que se reabra el retén de Kon Aiken, pero no han recibido respuestas positivas. A eso se suma la desaparición de otro destacamento, ubicado en Río Seco, en el llamado Camino Viejo, que también permitía mantener cierto control sobre los ladrones de ganado.

Según explica Otzen, las restricciones generadas por la pandemia del Covid-19 permitieron una baja sustantiva de los casos de robo de animales, lo que ratifica que los controles de Carabineros inciden en la merma de este delito que afecta a las estancias de la zona. Pero, después del levantamiento de los puntos de revisión y control, volvió a manifestarse con fuerza la sustracción de ganado en los predios de la región.

Junto a los presidentes de las asociaciones de ganaderos de la región -criadores bovinos de Hereford y de Angus, criadores de ovinos Corriedale, asociaciones de Tierra del Fuego y de Torres del Paine-, Asogama planteó la necesidad de organizarse y abordar los temas que son transversales para todos, entre los que se encuentra el abigeato.

“Como ganaderos sabemos que también tenemos que ayudar y aportar con una solución para uno de los problemas que más conocemos”, agrega.

Dentro de las soluciones siempre han considerado que el retén de Kon Aiken es una herramienta de control absoluta, porque no hay forma de ingresar o salir de Punta Arenas si no es por ese lugar.

Otzen plantea, además, que el cambio a la normativa del traslado de animales que estableció el Ministerio de Agricultura no exige en la actualidad que Carabineros revise y controle los animales que son transportados por diferentes puntos de la región. Mientras antes había que mostrar la documentación en dependencias de la policía uniformada, ahora sólo se requiere portar un formulario que otorga el Sag y que debe llevar en su poder quien transporta a los animales.

Asogama también ha participado en los Comités de Seguridad de las comunas rurales para insistir en la necesidad de generar estrategias para combatir el abigeato. El presidente de Asogama reconoce que es complicado encontrar a quienes roban ganado, pero hay que trabajar en estrategias como por ejemplo como el uso de cámaras de vigilancia que funcionen con movimiento en caminos rurales y que tienen poco flujo vehicular. Lamentablemente, advierte, no existe la posibilidad de contar todos los días a los animales y los propietarios por lo general se percatan unos 10 ó 15 días después de la sustracción de animales.

Los robos comienzan a ocurrir en esta época del año que coincide con las pariciones ovinas. Hay más robo de ganado ovino que bovino, lo que seguramente ocurre por un tema logístico y por el menor tamaño de estos ejemplares en comparación con los vacunos.