Necrológicas
  • José Germán Cariñanco Mansilla

“Privilegiamos la vida por sobre el trabajo”

Por La Prensa Austral Sábado 3 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
2,069
Visitas

Ad portas de cumplir tres años, la empresa magallánica Teslak, sin duda, se ha convertido en una organización pionera, no sólo en su rubro, sino especialmente en la relación con sus trabajadores, pues sus fundadores optaron, desde el primer día, por generar buenas condiciones laborales a partir de una jornada laboral reducida, apostando desde entonces por las 40 horas de trabajo.

Una innovación a nivel regional que hace algunas semanas fue distinguida por el Ministerio del Trabajo, a través de la seremi del sector, Doris Sandoval, con el “Sello 40 horas” que reconoce a las empresas que han hecho el esfuerzo de reorganizar sus funciones para otorgar una mejor calidad de vida a sus colaboradores.

40 horas: igual
o más productivos

Miguel Cárcamo, uno de los iniciadores de Teslak, nos cuenta cómo lo hicieron y cuál ha sido el resultado de trabajar en esta modalidad. 

“En la empresa nos dedicamos a la provisión de insumos y venta de material eléctrico, ya estamos ad portas de cumplir tres años en enero próximo. Nosotros, con mis dos socios, partimos desde el inicio con las 40 horas. Siempre hemos tenido una mente abierta, somos pro personas, pro trabajadores. Uno tiene vida después del trabajo y no se puede vivir sólo para trabajar. Por eso, desde el comienzo estuvimos convencidos que dentro de las 40 horas era posible ser igual o más productivos que trabajando más tiempo”, relató.

Con un grupo de nueve trabajadores, la empresa hoy busca además distinguir su oferta a través de productos innovadores y ecológicos, especialmente, a partir de un buen servicio, cuya base, según explica Cárcamo, es tener trabajadores en un ambiente grato y conformes con su labor, lo que, además, sustenta y eleva el rendimiento de la empresa.

Reorientar los procesos

“La productividad no va ligada a las horas de trabajo, independiente de la cantidad de horas que tengas, entre medio siempre vas a tener horas de ocio, por tanto, que sean 45 o sean 40, quizá las horas de producción sean las mismas. Desde nuestra experiencia lo que hay que hacer es reorientar los procesos, tratar de dejar todo dentro de las 40 horas. Y se puede, nosotros sí podemos decir con creces que se puede, ya son tres años con la misma jornada y no hemos visto la necesidad de ampliar las horas, lo que privilegiamos completamente es la vida por sobre el trabajo”, destacó Cárcamo.

Prueba de lo que comenta Miguel, es la experiencia de Maikel Díaz, gestor comercial de Teslak, de origen venezolano y que ha acompañado a la empresa desde sus inicios, por lo que reconoce el crecimiento que esta ha tenido, destacando que la incorporación de las 40 horas nunca ha sido impedimento para el desarrollo de la firma regional.

En sus palabras: “Desde que se inició la empresa estoy con ellos. Comenzamos pequeños y hemos atravesado varias barreras, pero nos hemos ido superando en el tiempo. Con respecto a lo de las 40 horas semanales, me parece genial, es algo que realmente el trabajador requiere. Y sí, funciona, porque de lo contrario, esta empresa no habría avanzado”.

Siendo el colaborador más antiguo de la empresa, Maikel da testimonio del buen ambiente laboral y del avance que ha tenido Teslak, desmintiendo la creencia popular de que, a más horas, mayor producción. 

“Si no haces nada en tus ocho horas de trabajo en el día, tampoco lo vas a hacer con horas adicionales, eso está en la planificación y en cómo una persona se desenvuelve en el trabajo para que el tiempo rinda. Para mí las 40 horas laborales son una transformación que te alivia en todos los sentidos y veo la diferencia que hay con otros trabajos que tuve: aquí hay menos estrés, menos cansancio, el ambiente laboral es bueno. Ha sido el mejor trabajo que he tenido”, resaltó.