Necrológicas
  • Edith Petovich Niesel
  • Sara del Carmen Gómez Allba
  • Sara del Carmen Gómez Allba
A algunas comunas de la región

Sequía tiene en alerta a Asogama: solicitan a seremi de Agricultura declarar zona de emergencia

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
1,000
Visitas

En Asogama existe preocupación porque en los últimos años han sido testigos de la sequía que se ha incrementado notoriamente con un efecto acumulativo, reflejado en lagunas y aguadas que durante el invierno no logran recuperar su nivel normal y se secan durante la época de primavera-verano.

Entre las consecuencias que han detectado se encuentran que hay campos o potreros que no pueden ser utilizados, ya que al no existir agua no se pueden poner animales, hay una baja en la parición y en los pesos de los corderos, ya que deben caminar más para beber agua y lógicamente crece escasamente el pasto, por lo que tiene menos forraje para su consumo.

Esta situación ha perjudicado a muchos ganaderos y agricultores, ya que por un lado está la escasez de agua para bebida animal y por otro lado el débil crecimiento del pasto que ha obligado a bajar la dotación de animales, hecho que se reafirma con la baja que registraron en el Censo Agropecuario realizado el año pasado.

“Creemos que es un problema que debe ser abordado en forma integral, como ganaderos debemos ser eficientes en el uso con el agua que actualmente tenemos, poner el foco en la regeneración de los suelos, aumentando su biodiversidad y el contenido de materia orgánica, mejorando así su capacidad de retención de agua y la resiliencia del ecosistema frente a estos eventos”, expresó el presidente de Asogama, Gerardo Otzen Martinic.

La semana pasada, los representantes de la asociación tuvieron una reunión con la seremi de Agricultura, Irene Ramírez, a quien manifestaron su preocupación por este tema y otros, donde le solicitaron evaluar declarar estado de emergencia agrícola por sequía a algunas comunas de la región. Indicaron que la autoridad compartió su preocupación por el tema y expresó su voluntad de trabajar en esta proposición durante este mes con los servicios competentes del agro.

Una de las herramientas que propone Asogama y que está siendo evaluada por el Inia es el Pastoreo Rotacional Voisin, que, bajo manejos regenerativos, logra mejorar la salud del suelo.

“Sin duda, para hacer esto se requiere aumentar la tecnificación de los predios e implementar mejor apotreramiento y manejos de aguas mediante la implementación de sistemas de bombeo, estanques de acumulación y bebederos.  La solución que vemos hoy, la cual es urgente, es obtener agua mediante construcción de pozos profundos, ver la posibilidad de hacer tranques o el uso de ‘guateros’ para acumular agua en la época invernal o de mayor pluviometría”, apuntó Otzen.

Otzen: “Debemos pasar
de la preocupación a la acción”

Asimismo, Asogama plantea la necesidad de crear un centro de atención especial que permita establecer un mapa de acción, priorizando las medidas a adoptar en función de las zonas de sequía consideradas más críticas. Sostienen que distribuir agua a los puntos afectados no atiende la causa, pero sí la emergencia, “y ese espacio tiempo puede ser de gran ayuda para muchos ganaderos que no sólo tienen que nadar en contra corriente con los bajos precios o nula venta de lana, sino que ahora deben pensar en sacrificar parte de su principal ingreso, como es la venta de la carne, por efecto de un campo menos productivo. Existe claridad en que, si trasladamos estas contingencias a la agricultura, ciertamente que podemos encontrarnos con escenarios más complicados y de mayor dramatismo”, añade.

Finalmente, advierten que algunos especialistas sostienen que pensar en un invierno abundante en nieve y escarcha o en estaciones con más y frecuentes lluvias, son escenarios cada vez menos probables. En esa línea, sugieren que para el gobierno regional este problema debe instalarse como un tema principal en su agenda, mientras que, por su lado, indicaron que seguirán sensibilizando a sus asociados con modelos de gestión, tendientes a mejorar las prácticas de trabajo que apunten a la eficiencia hídrica. “Debemos pasar de un estado de preocupación a uno de acción, que por un lado atienda al abastecimiento de agua en las zonas críticas y por otro, modifique nuestra cultura de trabajo para tratar al agua como un bien escaso”, finalizó Gerardo Otzen.