Necrológicas

Alerta por sequía

Por La Prensa Austral Lunes 5 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
128
Visitas

La sequía dejó de ser algo lejano, más bien propio de las noticias de la zona centro y norte del país. Magallanes está también evidenciando las consecuencias negativas de la falta de lluvia y de nieve.

Por un lado, el déficit de precipitaciones ha llevado a la delegada presidencial provincial de la Antártica Chilena, María Luisa Muñoz, a solicitar que se declare Zona de Escasez Hídrica a la zona de Puerto Toro, mientras arbitra medidas para que dicho poblado pueda ser abastecido de agua potable.

En tanto, Asogama ha expresado su preocupación porque la prolongada disminución de los niveles de precipitaciones se está reflejando en las lagunas, los cauces de afluentes y aguadas.

Todo esto afecta a la disponibilidad de campos para pastoreo, con pasto escaso, menos forraje y animales que deben trasladarse más para poder alimentarse y beber agua. Así, los planteles productivos están siendo más afectados, redundando esto en baja de las pariciones y en la caída de los pesos de los animales.

Por esto, Asogama está solicitando a la seremi de Agricultura que declare a algunas comunas de la región como zonas de emergencia agrícola por sequía.

También la escasez hídrica inquieta a los productores agrícolas, afectando a sus cultivos.

Estamos frente a un problema que debe ser abordado de forma integral, a fin de establecer un plan de acciones que permitan enfrentar esta situación y enfrentar de mejor manera este déficit de precipitaciones.

Muchas son las medidas propuestas, entre ellas crear un centro de atención especial que permita establecer un rumbo y áreas más críticas, donde se debe intervenir prioritariamente.

Invertir en la tecnificación de los predios, sistemas de bombeo, estanques de acumulación, bebederos y construcción de tranques y pozos son sólo algunas medidas a considerar. Mantener redes de abastecimiento de agua en zonas críticas se suman a estas propuestas.

Lo importante es que se tome conciencia de que la sequía será un problema más bien permanente en Magallanes, propio del devenir climático. Esto implica -como lo indicó el presidente de Asogama- que se tiene que cambiar la cultura de trabajo, para tratar el agua como un bien escaso.