Necrológicas
  • Edith Petovich Niesel
  • Sara del Carmen Gómez Allba
  • Sara del Carmen Gómez Allba
Los últimos acusados de la “Operación Buenaventura”

Pareja condenada por tráfico de drogas pide clemencia a la justicia para cumplir pena en libertad; arriesga hasta 8 años

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
1,613
Visitas

Condenados como autores de tráfico de drogas resultaron ayer los últimos dos involucrados en la “Operación Buenaventura”, desbaratada en octubre de 2021 en Punta Arenas, dejando un saldo de 14 personas detenidas.

Antes de escuchar el veredicto del Tribunal Oral en lo Penal, los ciudadanos colombianos Leidy Franco Guerrero y Jorge Angulo Sánchez se dirigieron a los jueces para señalarles que esperaban una oportunidad por parte de la justicia. Ella aseguró estar arrepentida y mencionó ser una víctima de las drogas, mientras él sostuvo que “yo llegué a este país magnífico sólo a trabajar. Mi familia y mis hijas me necesitan”.

Ambos defensores solicitaron una pena menor y no de cárcel efectiva, mencionando la atenuantes de colaboración y el hecho que los jueces no consideraron el que hayan actuado como parte de una organización.

Sin embargo, la Fiscalía indicó que los antecedentes expuestos en juicio fueron contundentes en cuanto a determinar la responsabilidad y participación de cada uno. En este sentido resultaron determinantes las escuchas telefónicas donde se atribuye el rol de ambos en el tráfico de drogas, principalmente cocaína.

Ambos condenados deberán esperar hasta el 17 de diciembre para conocer la pena que deberán cumplir, la que podría llegar a los 8 años de presidio. En el caso de Leidy Franco Guerrero también se deslizó la posibilidad de una expulsión del país como alternativa a una pena alta.

Ambos condenados fueron detenidos en procedimientos simultáneos efectuados por la PDI en Punta Arenas. En los operativos se incautaron 2 kilos 500 gramos de clorhidrato de cocaína, cerca de un kilo de marihuana, 52 comprimidos de éxtasis, $12 millones 500 mil en dinero efectivo, una cantidad no precisada de dinero en moneda colombiana, pesas, bolsas dosificadoras, un arma de fogueo y distintos elementos propios del negocio del narcotráfico.

La droga decomisada tenía un equivalente a 3.550 dosis, por un valor estimado total de $65 millones.

Los otros detenidos también fueron condenados con diversas penas, pero en juicios abreviados. Dos de ellos fueron expulsados del país.