Necrológicas

“Inmersión”

Domingo 11 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
360
Visitas

“Inmersión”

Chile, 2021

Director: Nicolás Postiglione

Protagonistas: Alfredo Castro, Consuelo Carreño, Michael Fuentes,Miguel Silva, Mariela Mignot y Alex Quevedo

Se exhibe desde noviembre en Amazon Prime Video

“Inmersión” es la ópera prima del director chileno  Nicolás Postiglioni, algo que no es menor, porque hacer cine en Chile es sangre, sudor y lágrimas y aunque cada vez menos, un debut también se puede convertir en despedida. Por eso en muchas ocasiones, los realizadores  se guardan poco y deciden hablar seriamente, quizás porque no habrá otra oportunidad de hacerlo, de este país llamado Chile, a veces con rabia, malestar o diversión, pero en el fondo con un extraño y entendible cariño: es el país donde les tocó vivir.

 “Inmersión” es el relato de Ricardo, quién viaja con sus dos hijas, Teresita y Claudia, en un velero por el sur de Chile con la intención de llegar a una abandonada casa familiar. En el trayecto se topa con tres tipos en un bote y que, a lo lejos, se ven feos, raros y quizás peligrosos. Decide entonces ignorar la posible petición de ayuda y seguir su marcha a pesar de la oposición de una de sus hijas, quien ve en este acto una complicidad con la tragedia.

“Inmersión” habla sobre los prejuicios y los miedos a lo diferente, instalada desde la conciencia de este padre que a los 3 minutos del inicio dice que “los mapuches tienen la pura ‘cagá’”, a los 7 reprende a su hija porque toma sol en topless; y que pasados los 10, decide arrancar del lugar.

Es el Chile prejuicioso, atemorizado ante el riesgo del peligro, llámese delincuencia, lucha de clases o simplemente ‘mala cueva’ de estar allí en el momento preciso, enfrentado a ese Chile más pobre y diferente que, a su vez, está en medio de ese otro Chile, quizás menor y representado en las hijas de Ricardo, sobre todo Teresita, que cree, más por juventud que por tener razón, que nadie debe ser marginado por ser diferente y que este país, como dicen Los Jaivas,  lo construimos todos juntos en las buenas y en las malas.

“Inmersión” es una película de sólo cinco personajes- seis si contamos a uno de los tripulantes del bote que desaparece- y siete si no hacemos caso omiso a la evidente presencia del paisaje sureño. Fue filmada en el lago Lanalhue de la Región del Biobío, pero esto nunca se menciona, porque para los realizadores chilenos el paisaje del sur es desconocido, misterioso y a la vez amenazante. 

Así se hace ver en otras películas chilenas como en “Nadie sabe que estoy aquí” (2020) filmada en el lago Llanquihue o en “Blanco en Blanco” (2021) en el Porvenir de Tierra del Fuego. En todas ellas el paisaje observa y acecha, puede ser testigo, cómplice e incluso victimario.

Pero sobre todo, “Inmersión” es un thriller psicológico que en cada plano y su preciso montaje manipula las conciencias del espectador -bueno, así es el cine- haciendo dudar sobre el pasado y verdaderas intenciones de los dos extraños que permanecen en el bote. A pesar de los prejuicios del padre ¿No estará en lo correcto al ignorarlos y huir? ¿El desaparecido realmente nadaba para alcanzar el velero o huía de otro peligro?

Por tal razón, la cámara y casi toda la película se instala y apoya desde la mirada del personaje interpretado por Alfredo Castro, este actor que del teatro y la telenovela aprendió tarde pero mejor que nunca lo que es colocar un rostro para el cine chileno. Y que desde su cara alargada, nariz amplia, rostro desgastado y algo escéptico, buscar interpretar el rostro de un Chile que mira a otro Chile con miedo  y desconfianza,  porque  de lejos y cerca, se ven feos, raros y quizás peligrosos.