Necrológicas

Fue declarado muerto por error y enviado a la morgue: murió finalmente de hipotermia

Lunes 12 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
627
Visitas

Un hombre brasileño fue declarado muerto por error y enviado a la morgue. Finalmente falleció de hipotermia tras pasar 5 horas en una cámara frigorífica.

Se trata de José Ribeiro da Silva de 62 años, quien murió durante los primeros días de diciembre y cuya historia la reconstruyó Perfil.

Todo se remonta a finales de noviembre. Ribeiro da Silva ingresó al Hospital en la ciudad de Uruaçu, en el estado de Goiás, a causa de un cáncer de lengua. Según O globo, el 29 de dicho mes el médico Lucas Campos certificó su defunción debido a una infección producto de su enfermedad.

Como consecuencia del diagnóstico, el cadáver del hombre fue ingresado a una bolsa mortuoria para posteriormente ser trasladado a una cámara frigorífica con el objetivo de evitar su descomposición.

La propia familia del sujeto acudió al hospital y autorizó a que el cuerpo fuera trasladado a la ciudad natal de Ribeiro da Silva, Rialma, donde sería inhumado.

Tras recorrer cerca de 100 kilómetros, el hombre llegó al destino. Allí lo esperaban especialistas que prepararían el cuerpo para el velatorio y el posterior entierro. Sin embargo, tras abrir la bolsa descubrieron que el “muerto” seguía con vida. En efecto, tenía los ojos abiertos y respiraba con dificultad.

Ante la situación, el equipo llamó al Servicio de Atención Móvil de Urgencia, el que confirmó que Ribeiro da Silva estaba vivo. Con todo, lo trasladaron al Hospital de Rialma. Sin embargo, su estado era de gravedad y sin estabilizar. Tres días después, el 1 de diciembre, falleció por hipotermia.

Originalmente, el caso se registró como “intento de asesinato”. Sin embargo, tras la muerte de Ribeira da Silva pasó a ser caratulado como homicidio.

Se espera que la próxima semana las autoridades se reúnan con el doctor y la familia para recolectar los testimonios y avanzar con la investigación. Por el momento, el hospital despidió al profesional que cometió el fatal error.

BioBíoChile