Necrológicas
Estudiantes del Liceo Sara Braun esperan seguir actuando

“Un lugar para morir”: la aplaudida obra teatral que realza el trabajo pro vida y de salud mental

Jueves 15 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
167
Visitas

Ante alumnos de diversos establecimientos educacionales de Punta Arenas, se realizó recientemente la presentación de la obra teatral “Un lugar para morir”, que fue escenificada por alumnos del Liceo Polivalente Sara Braun y que forma parte de una campaña de prevención de suicidio y violencia escolar impulsada por la seremi de Salud y el Area de Atención al Menor de la Corporación Municipal.

Maribel Bustos, encargada de la Unidad de Salud Mental de la seremi de Salud, explicó que este trabajo coordinado se inició en abril pasado con las primeras reuniones sostenidas con alumnos de dos establecimientos: Escuela Croacia y Liceo Polivalente Sara Braun, para trabajar ambas temáticas. La preparación se prolongó por tres meses y logró unir las ideas de los estudiantes y convertirse en propuestas creadas por ellos mismos para sus pares. Los mensajes de prevención de bullying y suicidio se convirtieron en videos, afiches, en un cuento y en una obra de teatro. 

Invitación a la reflexión

Los primeros materiales fueron dados a conocer en agosto pasado para finalizar hace unos días el proyecto con el estreno de esta obra, dirigida por Andrés Guzmán y con las actuaciones de Victoria Araujo, Anyel Huichicoi, Sam Pérez, Liam Mayorga y Anastasia Bravo. La obra de teatro transcurre en una bodega abandonada del liceo, donde se reúnen cinco jóvenes que se sienten inadaptados del mundo, a hablar y planificar un suicidio colectivo. Esta obra es una invitación a reflexionar y concientizar sobre esta temática, generando en algo más de 40 minutos un espacio de diálogo entre jóvenes que comparten sus sentimientos, vivencias y visiones de vida.

Aplaudida actuación

La actuación sobresaliente de los estudiantes fue ampliamente aplaudida y elogiada entre los asistentes como autoridades, apoderados y especialmente por sus propios pares, quienes libremente opinaron de esta obra, manifestando en sus palabras, lo identificados que se sintieron o cercanos a esta historia.

Anastasia Bravo, de segundo medio, Liceo Sara Braun, manifestó que interpretar esta obra representó para ellos nerviosismo y emoción. “Fue muy emocionante terminar este proyecto, el cual tiene como mensaje que es no quedarse callado frente a la idea suicidio, conversar con otros y pensar que siempre hay una salida”.

En tanto, otra de las protagonistas, Anyel Huichicoi, de primero medio, explicó que el mensaje que quieren dar es que la gente pida ayuda. “En lo personal mi papá biológico se suicidó cuando yo tenía 3 años, no pidió ayuda y no quiero que le pase a otra persona, que siga muriendo por tener miedo a ser juzgados, a que te digan que tus problemas no son tan graves o que son propios de la edad”.

Próximo desafío

El desafío para el próximo año es contar con nuevos recursos para poder llevar esta obra a los diversos establecimientos de la región. 

Néstor Ríos, en su rol de director del Liceo Polivalente Sara Braun, no sólo valoró la brillante actuación de los y las jóvenes, sino que agregó: “Me quedo con la posibilidad que nuestros estudiantes de la educación pública tengan la posibilidad para transmitir a la comunidad, que en la medida que los jóvenes tienen un espacio para entregar su mensaje, ellos lo toman con seriedad, responsabilidad y con mucha voluntad para brindar un mensaje social que a nadie puede dejar indiferente”. 

La jefa del Departamento de Salud Pública de la seremi, Vivian Garay, expresó que “Un lugar para morir” es una obra maravillosa, es una forma de hacer prevención en salud, una forma de hablar lo del suicidio, de dar la relevancia a la comunicación en nuestros hogares y con nuestros pares. “Estamos muy contentos y orgullosos del trabajo realizado por ambos en establecimientos en el marco de la labor que desarrollamos para fomentar la salud mental”, resaltó.