Necrológicas

CPC Magallanes ve con preocupación los últimos hechos que afectan al sector productivo local

Sábado 4 de Marzo del 2023

Compartir esta noticia
422
Visitas

Entre ellos, la multigremial hace mención a la situación que enfrenta la ganadería, por la crisis hídrica;
un eventual cierre de Nova Austral y la falta de entendimiento comercial entre Enap y GeoPark.

“La salmonicultura en Magallanes es, hoy por hoy, parte relevante del sostén económico de la región y de sus habitantes, por tanto, sus proyectos no pueden esperar tanto tiempo para ser aprobados y una vez aprobados requieren que sus permisos tengan garantías”

“La situación de GeoPark es de difícil comprensión, cómo el Estado de Chile puede invitar e incentivar la inversión extranjera para luego de unos años no estar dispuesta a finiquitar contratos comerciales con sus invitados” 

Preocupación existe al interior de la Confederación de la Producción y el Comercio de Magallanes (CPC Magallanes), por los últimos hechos que están afectando al sector productivo local, entre ellos la situación de la ganadería por la crisis hídrica, el potencial cierre de la salmonera Nova Austral y la falta de entendimiento comercial entre la Enap y la empresa GeoPark.

Respecto de la crisis hídrica, como multigremial empresarial regional señalan que “el sector ganadero regional está en una situación de extrema gravedad, ya que por una parte en los últimos 15 años la majada ovina ha disminuido en más de un 30%, ahora debe enfrentar esta sequía, que pone en peligro extremo la productividad de las praderas magallánicas. Si bien el 13 de enero pasado el Ministerio de Agricultura declaró ‘situación de emergencia agrícola por déficit hídrico a la Región de Magallanes por los efectos de daño productivo derivados de esta condición’, determinando que las ayudas que se resuelvan en el marco de la resolución serán otorgadas a productores, a la fecha ello no ha sucedido, es más, existe desconocimiento absoluto por parte de los ganaderos locales respecto en qué consistirán dichas ayudas, la forma en que se materializarán y el plazo en que se concretarán. Esto no puede esperar, el ganado necesita de agua para vivir, ahora ya”, señala la CPC Magallanes en un comunicado público. 

El futuro de
Nova Austral

En cuanto a la situación de la empresa acuícola Nova Austral, “aunque no es una empresa asociada a CPC Magallanes, reconocemos cómo un actor relevante en la economía regional y principalmente de Tierra del Fuego y por tanto de cerrar, generaría un gran impacto en sus colaboradores, empresas proveedoras y ciudadanía de Porvenir en general. Dado las condiciones actuales y los hechos por todos conocidos, donde por una parte existieron incumplimientos de la mencionada empresa, los que a nuestro juicio debe ser sancionado como señala la ley”, indica la declaración de la entidad. 

Respecto al mismo tema, el comunicado ahonda en que “hay que reconocer que el problema actual está generado por la reubicación de los centros de cultivo, debido a la nueva calificación del sector de Aracena, como reserva de la biosfera, lo que obligó a Nova Austral a buscar nuevas concesiones, proceso que se ha extendido por más de 12 años, llegando a ser excesivo y por tanto las autoridades en la materia, sin duda, deben resolver prontamente. De no llegar a buen puerto con las relocalizaciones, la empresa cierra sus operaciones y la consecuencia más significativa es la pérdida de actividad económica, asociado a ello la pérdida de muchos empleos que no sólo son una fuente de ingresos, sino que también generan dignidad. El Estado podría, eventualmente, cubrir algunas necesidades, pero, ¿puede hacerlo de manera permanente?  Creemos que no. Tierra del Fuego merece un desarrollo acorde con el resto del país, en especial por su condición geopolítica. Basta mirar el crecimiento que ha tenido su contraparte argentina, y el que podría tener esta última con la llegada de intereses chinos a dicho territorio, como se ha anunciado últimamente”.

“La salmonicultura en Magallanes es, hoy por hoy, parte relevante del sostén económico de la región y de sus habitantes, por tanto, sus proyectos no pueden esperar tanto tiempo para ser aprobados y una vez aprobados requieren que sus permisos tengan garantías. Hoy, existen ONGs especialistas en conseguir revocaciones de RCA hasta dos años después de aprobadas. Eso puede ser perjudicial también para otras inversiones, como las que se podrían generar con el hidrógeno verde”, continúa el texto.

GeoPark

Por último, la declaracion de la CPC Magallanes concluye señalando “la situación de GeoPark, quien tampoco es asociada a CPC Magallanes, igual es de difícil comprensión, cómo el Estado de Chile puede invitar e incentivar la inversión extranjera para luego de unos años no estar dispuesta a finiquitar contratos comerciales con sus invitados, esto debe ser resuelto”.

El texto cierra, indicando que “los tres casos antes descritos van en directo desmedro de la actividad económica regional, e impactan negativamente la calidad de vida de los magallánicos, por ello hacemos un llamado tanto al sector público como privado a generar las instancias que lleven a superar lo antes descrito”.