Necrológicas

– María Enolfa Alvarado Miranda

– María Audilia Vargas Segovia

Inolvidable viaje de excursión vivieron 19 estudiantes del Liceo de Porvenir

Jueves 20 de Abril del 2023

Compartir esta noticia
329
Visitas

Entre el 3 y 5 de abril, 19 estudiantes de 4º año medio del área técnico-profesional en Turismo del Liceo Bicentenario Hernando de Magallanes de Porvenir, más 2 profesores y 4 guías de la empresa AndesFueguina, liderados por el instructor de montaña Marcelo Noria y gracias al financiamiento de la empresa Teg Chile, junto al apoyo de la Municipalidad de Timaukel, pudieron cumplir un sueño y una promesa: tras años de espera se trasladaron en minibuses por las rutas de ripio de Tierra del Fuego en dirección al sur de la isla.

La delegación de jóvenes y los adultos responsables acamparon en las nuevas instalaciones del camping de Pampa Guanaco, donde establecieron un perfecto campamento base, desde el cual pudieron vivir la experiencia de recorrer -caminando- senderos del Parque Karukinká, gracias a la colaboración de WCS Chile. No sin esfuerzo subieron a la cumbre del cerro Petro Grande, hermosa fortaleza que separa la estepa de los bosques subantárticos, con un regalo extra: su hermoso colorido, ya que llegando el otoño sus hojas se tornan de encendidos amarillos, naranjas y rojos, muestra de la llegada del frío y de la adaptación que les permite a estos bellos árboles sobrevivir en estas latitudes.

El gran desafío

Pero aquello fue sólo la preparación para el gran desafío que significó caminar y visitar el futuro Parque Yendegaia, informar que este parque de 150 mil hectáreas es producto de la donación de la estancia Yendegaia, por parte de Fundación Tompkins, más el apoyo del Estado de Chile, que sumó parte del territorio. Esta loable iniciativa permitió conservar la hermosa zona insular y así, en un futuro, permitirá seguir admirando sus montañas y glaciares, que sin duda son un atractivo mayúsculo para el mundo.

Por ahora al sector sólo se puede acceder con autorización de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), del Ministerio de Obras Públicas (Mop) y del Cuerpo Militar de Trabajo (CMT), pues en la actualidad se está construyendo el camino que dotará de infraestructura complementaria a esta belleza mundial. De paso, la formidable huella cortada en la montaña rocosa, o sólidamente basada sobre la esponjosa turba, o en el borde de acantilados, unirá a través de un sistema bimodal a Tierra del Fuego con Puerto Williams, acercando por la futura senda la Provincia Antártica a las rutas de la isla grande y desde ésta, al continente y luego al resto del país.

La recompensa final

Realizados todos los trámites y saludos protocolares finalmente, el amplio grupo de conocimiento en terreno se lanzó a su desafío final, cual era alcanzar el mirador natural y su maravilloso escenario para culminar el sueño, que era llegar a la laguna de K’teto o Lechuza (toponimia brindada por la comunidad Selknam Covadonga Ona y acuñada en el libro Paisajes Ancestrales del Fin del Mundo del arquitecto Sergio Baeriswyl). Asimismo, con más objetivos dentro de la mochila de los que creían, los estudiantes fueguinos y sus guías avanzaron por la foresta roja.

Se abrieron paso por las turberas, sortearon empinados acarreos de roca, sintiendo el helado viento glacial en la cara y dispuestos a soportar la lluvia o el frío, para finalmente -como en la vida misma que para estos jóvenes recién comienza-, comprender que siempre tras todo gran sacrificio habrá una recompensa. La satisfacción del logro, del objetivo cumplido se reflejó en sus rostros, en todas sus expresiones y sus emociones. Pero no sólo ellos, si no de todos los que apoyaron y trabajaron para alcanzar un sueño que se convirtió en “desafío y meta” en lograr cosas maravillosas cuando se trabaja en equipo.

Un abrazo, unas palabras y toda la transformación, ya no serían los mismos, ya que ahora saben que se puede, con las herramientas adecuadas, con la confianza de su establecimiento educacional, el apoyo de los padres, la motivación de los profesores y una empresa que escuchó el pedido formulado y, más importante aún, ofreció y cumplió. Ahora el sueño renace y todo comienza de nuevo, porque el final es donde todo comienza, porque si fue un curso sería injusto que no se le dé la oportunidad a otros alumnos del liceo, en poder abrir los ojos a la belleza de su apreciada Tierra del Fuego.

Hitos de la travesía

Karukinká, Yendegaia,  D’Agostini, parques hermosos, reservas de la biodiversidad,  puertas de entrada a un turismo responsable, en una Tierra del Fuego que puede ser el destino que el mundo busca. Sus jóvenes estudiantes son la clave, todo cambió, sabemos que podemos hacer algo mejor junto a nuestras autoridades, auspicios públicos y privados, invitados a vivir estas experiencias y finalmente vivir la transformación que sólo la naturaleza, en su máxima expresión, produce en cada uno de nosotros.

Los profesores del Liceo Bicentenario Hernando de Magallanes de Porvenir que se hicieron responsables de la excursión fueron Juan State y Camila Aroca; el audiovisualista que registró la aventura de Festuca Producción, Fernando Asencio; los choferes Robert y Jonathan; los guías Patrick Monrose, Ernesto Teneb y Carlos Rebolledo; y fue jefe de la expedición, el destacado montañista regional Marcelo Noria.