Necrológicas

Polémica generan las quemas del Corán en Suecia

Sábado 19 de Agosto del 2023

Compartir esta noticia
146
Visitas

La quema de ejemplares del Corán ha provocado airadas protestas en países musulmanes,
ataques contra misiones diplomáticas suecas y amenazas de extremistas islámicos.

La policía sueca arrestó a una mujer que roció con un extintor a un activista antiislamista cuando éste quemaba un ejemplar del Corán frente a la embajada iraní en Estocolmo.

Un video de la escena muestra a la mujer corriendo hacia Salwan Momika y rociándolo con un polvo blanco hasta que es detenida y retirada del lugar por agentes vestidos de civil. Momika, que parecía aturdido pero ileso, reanudó su protesta, que estaba autorizada por la policía.

La vocera policial Towe Hägg dijo que la mujer, cuya identidad no trascendió, quedó detenida bajo sospecha de alteración del orden público y acto de violencia contra un agente policial.

Momika, un refugiado iraquí, ha realizado varias profanaciones del Corán en protestas antiislámicas que han causado indignación en muchos países musulmanes. Los fiscales investigan si sus acciones son lícitas bajo la ley contra discursos de intolerancia, que prohíbe la incitación al odio contra grupos o individuos por su raza, religión u orientación sexual. Momika afirma que el blanco de sus protestas es el islam, pero no los musulmanes.

La quema de ejemplares del Corán han provocado airadas protestas en países musulmanes, ataques contra misiones diplomáticas suecas y amenazas de extremistas islámicos.

Suecia elevó su nivel de alerta por terrorismo a su segundo nivel más alto, señalando que el país se había convertido en un blanco prioritario de grupos terroristas.

Momika afirmó que seguirá quemando ejemplares del Corán a pesar de las amenazas a él y a Suecia, porque quiere proteger a la población sueca de los mensajes del Corán. “Tengo libertad de expresión”, dijo a la agencia noticiosa sueca TT.

Dirigentes musulmanes en Suecia han pedido al gobierno que encuentre la manera de impedir las quemas del libro sagrado. Suecia abolió las leyes contra la blasfemia en 1970 y el gobierno ha subrayado que no tiene intención de restituirlas. Pero el viernes el gobierno anunció que estudia las posibilidades legales de autorizar a la policía denegar permisos de manifestaciones por razones de seguridad nacional.

El gobierno sueco estudia modificar la Ley de Orden Público para que la policía pueda denegar el permiso para actos como la quema del Corán, pero sólo si amenazan la seguridad nacional.

El ministro de Justicia, Gunnar Strommer, dijo que nombraría una comisión para estudiar la posibilidad de dar a la policía poderes más amplios para denegar actos como la quema del Corán.

“Por supuesto, un descontento internacional general o una amenaza vaga no deberían bastar: debe tratarse de amenazas serias y cualificadas”, declaró Strommer en rueda de prensa.

Añadió que podría dar a la policía el poder de elegir un lugar diferente para una protesta o disolverla.

La decisión de nombrar una comisión suscitó el escepticismo inmediato de varios partidos políticos, incluido el partido que apoya al gobierno, los Demócratas Suecos, contrarios a la inmigración.

“Aunque siempre hay que sopesar los diferentes valores, los Demócratas Suecos nunca aceptaremos que nos adaptemos a las amenazas y presiones de los islamistas y las dictaduras”, declaró en un comunicado el líder del partido Demócratas Suecos, Jimmie Akesson.

Anteriormente, el gobierno dijo que había reforzado la seguridad en las embajadas y otras misiones debido al aumento de las amenazas contra los intereses suecos en el extranjero.

El ministro sueco de Asuntos Exteriores, Tobias Billstrom, declaró a la agencia sueca TT que Suecia ha aumentado la seguridad en embajadas y otras misiones, sin dar detalles por motivos de seguridad.

“Pero la seguridad del personal del Ministerio de Asuntos Exteriores es la máxima prioridad”, dijo, añadiendo que también se tenía en cuenta la seguridad de las familias de los diplomáticos y del personal local.