Necrológicas

– Mario Omar López Maichil

– Eliseo Enrique Vera Vera

– Patricia Espina Parrini

Ganadera pierde 16 bovinos y otra decena presenta heridas por ataque permanente de “perros domésticos” 

Domingo 3 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
246
Visitas

– Las imágenes de jaurías de perros acosando a las vacas son cada vez más comunes en la región y los afectados
aseguran que esta problemática va en aumento.  Autoridades hacen llamado a tenencia responsable de animales y promueven la adquisición de seguros ganaderos de Indap para solventar pérdidas.

El aumento de muertes de vacunos y el peligro constante para la fauna silvestre en los sectores rurales de Magallanes alcanza niveles preocupantes. María Pavicic, ganadera que reside en Agua Fresca a 30 kilómetros al sur de Punta Arenas, ya perdió 16 bovinos y tiene una decena de terneros con mordeduras en las orejas y otras partes del cuerpo.  Estos perros, lejos de ser desnutridos, vienen a atacar a sus vacas, causando heridas graves que a menudo resultan en infecciones irreversibles.   

La situación se agrava aún más ya que los perros provocan un estrés extremo en las vacas y terneros, principalmente porque estos animales no están acostumbrados a su presencia.  

“Yo no manejo mis animales con perros, entonces no están acostumbradas a verlos y la verdad que estas jaurías las traen corriendo para arriba, para abajo, entonces están flacas. Y no puedo ponerlas en el campo de invierno, porque ahí las atacan más fácil. He visto cuatro y hasta diez perros con una vaca, y las corretean hasta lograr separarlas para atacarlas”, puntualiza Pavicic. 

La ganadera denuncia dos situaciones: el abandono de cachorros en cajitas en sectores rurales y otra, el descuido que tienen los dueños con sus perros. “No sé dónde aparecen tantos, pero son de raza, bonitos, a mí me gustan los perros. Pero no basta con darles comida, hay que ser responsable. Saber dónde andan. Y si vienes al campo el fin de semana con tu perro te lo llevas de vuelta. No lo dejes solo acá en el campo. Yo tengo un perro Pirineo, con mezcla. Lo tengo en la ciudad de manera responsable. Si vengo con él, no lo dejo que se vaya lejos, soy responsable de mi perro. En el descuido de sus dueños, los perros se comen los huevos de caiquén, de pato y de todo tipo de huevos silvestres”, lamentó. 


Falta tenencia responsable 

Rodrigo Molina, médico veterinario del Sag Magallanes, aseguró que esta realidad no se limita a un área específica, sino que afecta a toda la región. La falta de tenencia responsable de mascotas y la proliferación de perros asilvestrados son un problema creciente que afecta tanto al ganado doméstico como a la fauna silvestre. 

“Hay que distinguir de que estos ataques no solamente son de perros asilvestrados, sino que la mayoría de las veces son perros que tienen dueño y que los dueños no se hacen responsable y los mantienen sueltos en la vida silvestre”, puntualizó Molina y subrayó que “falta una gran fiscalización a esa tenencia responsable para que pueda ser efectiva y logre bajar la cantidad de perros que andan sueltos en esta área”. 

Carla Roehrs, otra ganadera de la zona, también se ha visto afectada. Confirmó que los perros sueltos no sólo ponen en peligro a los animales de granja, sino que también afectan a la fauna silvestre. “La falta de tenencia responsable de mascotas es evidente, ya que muchos perros son abandonados o dejados en libertad, lo que lleva a que se reproduzcan en la vida silvestre y se conviertan en depredadores. Ya no podemos soltar las gallinas y los animales se nos están muriendo. Entonces, la idea es que nos unamos para estar bien. Que nos respetemos. Que vivamos en paz y que siga esta tradición, a nosotros nos gustan los perros, pero cuando los vienen a tirar o no son responsables y los dejan sueltos, eso no es tenencia responsable”, instó. 

Para Pablo Fernández, jefe de Area de Indap, la situación que enfrentan los pequeños ganaderos los ha obligado a mantener a sus animales más cerca de sus hogares, limitando sus posibilidades de pastoreo en campos de invierno, lo que afecta la condición corporal de los bovinos. 

“Hoy día hay alrededor de 15 ganaderos, de pequeños productores, ganaderos asociados a Indap y todos en torno o cercanos a la ciudad en un radio menor a 25 ó 30 kilómetros. Todos han tenido que bajar cargas animales, todos han tenido efectos de los perros asilvestrados en su rebaño y eso hace que cada vez las vacas tengan que estar más cerca de las casas de los productores y no se puedan llevar muchas veces a los campos de invierno, donde hay un poco más de pasto reservado, y eso hace también que los bovinos hoy día se encuentren en una condición corporal un poco más baja de lo que deberían”, indicó Fernández. 

Seguro para pérdidas 

Una alternativa para mermar las pérdidas es el seguro Agropecuario que subvenciona Indap.  En Magallanes opera para el rubro bovino y ovino, a través de los servicios de la Empresa Arthur J. Gallagher Corredores de Seguros S.A. 

El instrumento permite a los productores la contratación de un seguro para enfrentar los riesgos de su producción pecuaria bovina u ovina, traspasando dicho riesgo a una compañía de seguros, quien, ante un daño cubierto por la póliza, paga, cuando corresponde, una indemnización que permite al ganadero recuperar parte de sus activos afectados, disminuyendo las pérdidas y facilitando de esa forma, la continuidad de su actividad productiva. 

Alejandro Pérez, ejecutivo de la aseguradora Gallagher, destacó que “este seguro brinda apoyo a los ganaderos frente a las pérdidas causadas por muertes de animales y enfermedades. Además, se enfoca en el bienestar de los animales heridos, proporcionando asesoría y, cuando es necesario, eutanasia para evitar el sufrimiento”.