Necrológicas

 – Alejandra Marzi Aravena

Recuerdos

Domingo 3 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
277
Visitas

María Alejandra Vidal Bracho

 

Los recuerdos, ¿qué son en realidad? A veces, vienen sin llamarlos, otras los buscamos con ahínco y los tomamos con sumo cuidado para que no se desprenda un detalle; ése suele ser el gran temor, cuando se trata de un recuerdo amado y del que sólo el alma mantiene una imagen guardada. Nos habitan todo tipo de recuerdos, alegres, tristes, anhelantes.  

Los recuerdos conforman el camino, nos convierten en lo que somos, porque sin ellos, pensando en un estado amnésico, ¿quiénes seríamos?, ¿qué quedaría del ser que conocemos y reconocemos, como nuestro yo? 

Ciertamente, hay situaciones, que ojalá pudiéramos borrar, olvidarlas para siempre, quitarlas de nuestra historia, pero lamentablemente, no se puede. Existen terapias que nos enfrentan con los recuerdos más rudos, buscando quitarles poder, para que ya no nos lastimen, pero siempre están ahí, acechando. 

En estos casos, quizás si lográramos que nuestra atención estuviera más enfocada en la energía que en la materia; es decir, si aquilatáramos más la fuerza que nos ayudó a salir de la circunstancia adversa que nos aquejó en el pasado, mermando así la fuerza del recuerdo negativo, podríamos crear un puente más sano con ese recuerdo e incluso extraer de él, un poder creador para otras instancias que la vida trae. 

Por otro lado, está lo que hemos estudiado, las labores aprendidas, todo esto gracias a la porfía de repetir y repetir hasta poder recordar todo detalladamente en el momento en que necesitemos hacer uso de lo aprendido. También el cuerpo guarda recuerdos que nuestra mente no tiene conscientes; queda demostrado en quienes pueden escribir con todos los dedos en un teclado, sin mirarlo, pero si les preguntamos abruptamente por la ubicación de las letras no pueden responder de inmediato, sin embargo, sus dedos sí saben, ellos sí recuerdan.

Si seguimos avanzando en este tema, llegamos al grupo humano llamado pueblo. ¿Qué pasa con un pueblo que pierde sus recuerdos? Dejo la respuesta a quien lea estas líneas. Los recuerdos son nuestra biografía íntima, obras incrustadas en nuestro andar, como una galería de arte instalada en la mente y a la cual accedemos, a veces, por propia voluntad, otras, en cambio, son visitas guiadas por algún hecho o situación, que nos lleva, querámoslo o no a visitarla. 

Las experiencias crean los recuerdos; algunos se olvidan, otros se mueren, otros resucitan; los que nos provocaron tramos de alegría se atesoran, los que componen el conocimiento, para desarrollarnos en la vida, suelen estar certificados en un diploma; pero sea cual sea el matiz de los recuerdos, son los astros que nos rigen en el momento de actuar en el presente, porque nos predisponen, desde su fuerza energética alojada en nuestro ser.