Necrológicas

Expedición Científica Antártica y capacitación en género

Por La Prensa Austral Sábado 9 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
74
Visitas

Contundente ha sido el trabajo que está llevando adelante el Instituto Antártico Chileno (Inach) para aportar en acortar la brecha de género en el campo de la ciencia y de la
logística antártica.

El primer objetivo fue incorporar, año tras año, a más investigadoras en los proyectos del Programa Nacional de Ciencia Antártica (Procien), pero, fundamentalmente, en el liderazgo de estos trabajos investigativos.

Las estadísticas nacionales e internacionales indican que las mujeres responsables de proyectos de investigación oscilan entre el 35% al 40%. 

La noticia positiva es que los esfuerzos del Inach han permitido el 44% de los proyectos ligados a la investigación científica en la Antártica estén siendo hoy liderados por mujeres.

También está siendo significativo el aumento de mujeres que están siendo destinadas a las dotaciones antárticas durante las temporadas de exploración. Este año se calculó que el 45% del personal ligado a estas operaciones fue femenino.

Este avance no ha sido fácil, pues las mujeres deben enfrentar lo que se denomina “techo de cristal” o barreras, más bien invisibles, que dificultan el acceso de las técnicas y profesionales a puestos de mayor jerarquía y decisión.

Sin duda, las políticas públicas y las de Inach, en particular, tienen que seguir impulsando el avance femenino en el mundo de las ciencias y quebrar las barreras visibles o invisibles que impiden aquello. 

En paralelo, también se requiere fortalecer la educación y la capacitación de las personas y las dotaciones antárticas en materia de género. El Inach ha estado dando pasos en tal sentido y, recientemente, ha comunicado que, por primera vez en sus 60 años de desarrollo, todas las personas que participen en la próxima Expedición Científica Antártica serán capacitadas en temáticas de equidad de género y la prevención y la sanción del acoso y el maltrato.

El Inach tiene como desafío aumentar la presencia femenina en las bases antárticas. Ello pasa -como lo ha remarcado la encargada de Equidad de Género de dicho instituto- no sólo por tener más mujeres, sino porque ellas puedan sentirse cómodas y seguras en todo momento, tanto mientras desarrollan sus tareas, como en los momentos de descanso en las bases y otras plataformas.