Necrológicas

Buzo volcó ebrio casi frente a la oficina de Tránsito de 21 de Mayo

Viernes 22 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
290
Visitas

“Voy a apechugar porque es responsabilidad mía lo que pasó”, dijo Juan Carlos Caicompai Santana, buzo mariscador, en la audiencia donde la Fiscalía lo formalizó por el volcamiento que protagonizó ayer en la madrugada.

Esta persona manejaba en estado de ebriedad un vehículo station wagon por calle 21 de Mayo, de sur a norte. Al cruzar calle Errázuriz y llegar al pasaje Pedrals volcó en la vereda poniente. 

Unos metros más adelante, pero por el lado de enfrente, se ubica el edificio donde funciona la Dirección del Tránsito de Punta Arenas.

Físicamente no le pasó nada, pero el amigo que lo acompañaba sufrió algunas lesiones, pero todas de carácter leve.

Concurrió a la emergencia personal de la Unidad de Rescate de Bomberos, Carabineros y el Samu.

Al entregar antecedentes del accidente, el fiscal Manuel Soto informó que el volcamiento ocurrió ayer, cerca de las tres y media de la mañana, producto de la ebriedad del chofer. Corroborado esto con la prueba respiratoria que marcó 2,05 gramos de alcohol por litro de sangre.

Producto de lo mismo en un momento no pudo controlar el vehículo, terminando este volcado.

Como delito le imputaron “conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad causando lesiones leves”.

Aunque le dijeron que guardara silencio igual habló, señalando “espero apechugar”.

Para el cierre de la investigación se fijó un plazo de tres meses. Y accediendo a la petición de la Fiscalía el chofer recibió la suspensión de su licencia y quedó con prohibición de salir del país.

Pese a que el defensor Pablo Santander se opuso. Entre otros argumentos porque el conductor no sería su cliente sino que la persona que figura como acompañante.

“Es un hecho grave ocurrido en el sector céntrico, que pudo tener otras consecuencias”, dijo el juez Cristián Armijo.

Carabineros no pudo obtener imágenes de cámaras de seguridad porque los equipos del sector no están enfocados hacia el lugar donde se desató el accidente.