Necrológicas
Semiserio de la política regional

De la manifestación “Unidos por Boric” al apoyo de Kast a “Cuco” Soto

Domingo 1 de Octubre del 2023

Compartir esta noticia
484
Visitas

Poca gente. 

Sí. Poca gente. 

Hay que decir las cosas como son. Fueron pocos los partidarios de la coalición gobernante que enfilaron ayer hasta el árbol de Boric para unirse a las manifestaciones en todo el país convocadas a entregar un espaldarazo al magallánico y su agenda social.

“Unidos por Boric” reunió a unas 60 personas bajo el icónico árbol que fue grito y plata durante la campaña presidencial. Por ello, las comparaciones -que siempre resultan odiosas-son inevitables y la imagen de ayer resulta un tanto desalentadora frente a las que quedaron para la historia con aquella muchedumbre que, en igual punto, se congregó exultante el 19 de diciembre de 2021. Entonces, todo era alegría y abrazos por doquier, todo era esperanza…

En Santiago, unas dos mil personas llegaron hasta La Moneda, con banderas, chapitas y poleras de todo tipo. “Estamos orgullosos de lo avanzado”, dijo un agradecido Boric que salió a saludar a sus partidarios, primero desde el balcón del segundo piso del palacio de gobierno, luego subiéndose al mismísimo escenario.

“¡Boric, no estás solo!”, le gritaba la gente… Pero, más allá de la consigna, esta manifestación repetida a lo largo del país nos dejó con gusto a poco.

Más bien, dan ganas de preguntar: ¿A quién se le ocurrió que era bueno convocar a esta “espontánea” muestra de adhesión ciudadana?

Si alguien pensó -y parece que en torno a este verbo puede estar el problema-… Si alguien pensó que con ello se iba a dar una muestra de fuerza, se equivocó. No son pocos los análisis que ya se están haciendo y que apuntan a que, muy por el contrario de lo proclamado, lo sucedido -o no sucedido ayer- demostró la evidente debilidad del gobierno.

Bueno, no todos tienen la misma lectura y más allá de los comentaristas políticos que siempre son mala leche y la polémica de los días previos, una de las organizadoras del evento en Santiago, Gabriela Cortez, quedó agotada y reconoció: “Jamás imaginé que el Presidente Boric hablaría. De hecho, una asesora suya estaba muy molesta, porque fue hecho todo a pulso. Yo vi a Boric tiritando de emoción. Fue tanta la adrenalina que me subió la presión y tuve que recostarme debajo del escenario un rato largo. Ahora estoy bien”.

En Punta Arenas, dicen que no hubo amplificación y que hubo oradores por doquier, mientras se enarbolaban algunas banderas magallánicas.

Así, medio Lollapalooza pobre, medio meeting de antaño, “Unidos por Boric” no será, precisamente, un evento a recordar.

Por suerte, en Puq no se vio al “Team Patriota”.

El blondo Kast

En la otra punta del espectro político, la derecha -más bien calificada de extrema- sigue envalentonada tras el dramático triunfo del Rechazo y su líder natural, José Antonio Kast ni tonto ni perezoso sigue trabajando en su proyecto político.

Cruzó el estrecho de Magallanes y en el Hotel Barlovento sin número, se reunió con un grupo de partidarios y, de paso, le entregó su apoyo político al concejal “Cuco” Soto. Sí, el mismo de los audios polémicos.

¡Tiembla el alcalde Gabriel Parada! Mucho más ahora que tiene a medio municipio en su contra -o, a lo menos, así dicen algunos funcionarios de Porvenir.

Amor por el patrimonio

Mientras todo esto sucede, silente ha sido el litigio entre la gobernación regional y la delegación presidencial por las dependencias en que está alojada en la Casa de los Intendentes. Esta última ha resultado peor que arrendatario que no paga o que “okupa” que se apropia de una casa. Quizás aconsejada por la primera delegada presidencial en tiempos de Piñera, la delegación no dejará las referidas oficinas facilitadas por el gobierno regional de Magallanes. 

Puro amor por lo patrimonial. Mal que mal, la casona es hermosa y ofrece un marco más señorial para el representante de Boric en estas tierras lejanas. La “torre” y su cuarto piso no gustan.