Necrológicas

Padres denuncian que su hija perdió parte de un dedo en su jardín infantil

Martes 10 de Octubre del 2023

Compartir esta noticia
4,819
Visitas

El 27 de abril pasado fue un día que tanto los padres, como su hija de dos años, afectada por un accidente, difícilmente olvidarán. Eran pasadas las 15 horas, faltaba menos de una hora para que fueran a retirarla al jardín y compraban helado para compartir en familia cuando reciben una llamada alarmante: ¡su hija tuvo un accidente!. La llevaron al hospital, hasta donde llegaron sus padres y, después de aproximadamente quince minutos, lo hizo una de las educadoras del jardín con su pequeña en brazos y el dedo vendado en toalla nova.

“Yo la iba a recibir, pero la tía me dijo que mejor ella la cargaba por la forma en que llevaba su manito podía perjudicar. Entonces yo pesqué un papel que me dio el taxista e hice el trámite de la urgencia médica”, relata su madre, Dahiann Henríquez. Luego, recuerda que la atendieron rápidamente, aunque no la querían dejar pasar ya que el padre ya estaba adentro. Desobedeció la orden, pasó igual, y en eso llegaron muchos especialistas a atender a su hija.

“Uno de los médicos o la enfermera me dijo que mantuviera despierta a mi hija porque donde lloró y se agitó tanto se estaba desvaneciendo, entonces yo trataba de cantarle, pero se me iba a ratos”, recuerda Dahiann. En el intertanto, su pareja había salido a hablar con un doctor y ve a la educadora que trajo a su hija. “Me dice: “Compañera, acá tengo el pedacito de dedo de tu hija”, estaba entre dos bolsitas de Minuto Verde que le había pasado la tía de la cocina y entremedio estaba lo que perdió del dedito”.

Juvenal Caicheo, padre de la niña accidentada, narra que “al día siguiente la directora de la Junji, la directora del jardín y una encargada de accidentes
 le bajaron el perfil y agradecían de que no haya pasado a mayores, o que no haya perdido un dedo. Fue impotente porque uno ve cómo su hija llegó al hospital”.

“Entramos en una conversación de lo que había pasado, las medidas que tomarían para que no vuelva a suceder, de que era primera vez que pasaba algo así en su jardín y yo les hice mención de que era una segunda vez”, relata Caicheo. Se habían enterado de un caso anterior donde un niño, siguiendo a una manipuladora de alimentos, cruzó una puerta y sin que ella lo viera, la cerró de golpe, generando el mismo tipo de accidente con graves consecuencias en el dedo del infante.

“Las semanas posteriores fueron para mi hija angustiantes, para mí también porque, todavía lo recuerdo y me duele. El (su pareja y padre) tuvo que aportar por el lado económico y yo emocionalmente”, confiesa la mamá.

Repercusiones

Pasado un tiempo, debido a la visceral reacción de su hija al acercarse al jardín Caperucita Roja, donde tuvo el accidente, sus padres tuvieron que retirarla. “Mi hija no quería entrar al jardín, desde el primer momento. Por ahí hay un negocio y cuando pasábamos cerca ella gritaba y lloraba”, admite Dahiann.

Por otro lado, según les comentaron los traumatólogos, las consecuencias físicas recién podrían ser evaluadas tras un año de haber tenido el accidente.

Además, el impacto que causó el accidente en su hija afectó también a su otro hijo. “Mi hija, como no se sabía expresar, todo lo gritaba y lloraba y se expresaba después con golpes, y él agarró la misma maña. Fue una cadena”, reflexiona la madre. 

En relación al sumario interno, les presentaron un borrador con los datos que tenían, pero la fecha fue postergada una vez tras otra bajo distintas justificaciones. “El abogado de la Junji, quien estaba viendo el tema, estaba con licencia y no lo pudieron entregar. Luego de otra fecha, tampoco lo hicieron. Después asistimos nosotros para pedir explicaciones, pero hasta ahora no han entregado nada”.

“La última vez que fuimos los tres, ellos directamente nos dijeron que no se hacían responsables de lo que pasó. Nadie se hizo responsable. Lo único que han hecho es este sumario por el hecho de que no habían cámaras donde ocurrió el accidente”, sentenció con impotencia el padre, Juvenal Caicheo.

Junji y accidente de niña: “Se tomaron las medidas”

Un comunicado oficial emanado desde la dirección regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) de Magallanes, confirmó el episodio ocurrido en la jornada del 27 de abril de 2023, en el jardín infantil Caperucita Roja de Punta Arenas, cuando una niña del nivel Medio Menor tuvo un accidente, que provocó el corte de la yema de un dedo de su mano derecha.

En este contexto, la Junji enumeró las medidas adoptadas respecto de la situación: se activó en los plazos correspondientes el protocolo para manejar la situación; la niña y su familia recibieron acompañamiento por parte del equipo de sala del establecimiento y de los profesionales de la Junji; actualmente, se está llevando a cabo un sumario administrativo para esclarecer los hechos, el que se espera que pronto finalice, y por último, la niña se encuentra asistiendo hoy a otro recinto administrado directamente por la Junji, con seguimiento sobre su caso.