Necrológicas

Tensión frente a traspaso de la enseñanza municipalizada al Servicio Local de Educación Pública

Por La Prensa Austral Jueves 30 de Noviembre del 2023

Compartir esta noticia
86
Visitas

Posiciones encontradas se están adoptando en torno al traspaso de la educación municipalizada a seis Servicios Locales de Educación Pública, el cual debe verificarse a partir del 1 de enero próximo.

En el Senado, se acordó dar un plazo de 15 días para que el Ministerio de Educación evacue un informe sobre la factibilidad de la implementación de seis diferentes servicios locales que deberían asumir el control de la enseñanza pública a contar de la fecha indicada.

Los temores y resguardos son obvios, dado el pésimo historial que los anteriores traspasos han generado, incluido el insólito e inexcusable caso de Atacama.

Un indicio de que la implementación de tal traspaso no ha andado bien es la solicitud de renuncia que le formuló el Presidente Gabriel Boric al director de Educación Pública, quien sólo unas semanas antes había estado en Magallanes inspeccionando los avances del proceso regional.

En el intertanto, las posturas se han extremado. Por un lado, tenemos a un diputado solicitando que se prorrogue nuevamente el traspaso de la enseñanza municipalizada a la pública en Punta Arenas y Puerto Natales. Según su parecer, la suspensión del proceso se debe hacer “a todo evento”, estimando urgente que ello ocurra a fin de entregar seguridad y estabilidad a las comunidades educativas.

Ello no es compartido ni por el seremi de Educación ni por uno de los alcaldes involucrados, como lo es Claudio Radonic. Para el primero, las aprensiones que existen no se deberían aplicar a la realidad magallánica, apostando a que el Servicio Local de Educación Pública ha tenido más de un año para desarrollar su instalación.

El alcalde Radonich, en tanto, plantea que no hacer el traspaso a estas alturas del año y faltando días para aquello sería absolutamente irresponsable. 

Pero, lo cierto es que no es menor lo observado por el diputado en cuanto a que no estarían los recursos disponibles para hacer que el sistema funcione desde el día uno, siendo ello uno de los aspectos que hacen temer que continuar con tal proceso esté destinado al fracaso.

Lo cierto es que, tratándose de algo tan importante como es la educación de los niños, niñas y adolescentes, no resulta comprensible que haya tanta incerteza y que se presente esto como algo improvisado y sin que haya un total control sobre todas las aristas y componentes de un paso de tal envergadura.

De paso, nada se ha hablado de educación de calidad.