Necrológicas

Crisis climática: ¿y si escucháramos más a estos actores?

Jueves 25 de Enero del 2024

Compartir esta noticia
35
Visitas

Uno de los temas más debatidos en la última COP28 que trabó la declaración final fue la referencia explícita a la reducción significativa en el uso de los combustibles fósiles. Un punto absolutamente relevante al respecto es el impacto social y político que implica mantener su uso sin revisar las realidades locales afectadas en cada punto del globo. Aquí las mujeres no fueron escuchadas lo suficiente como para visibilizar, con ejemplos positivos concretos, como disminuir la crisis climática más allá de la transitioning away del 13 de diciembre de 2023.

Frente a esta realidad, las mujeres y niñas se han organizado en torno a puntos específicos como la deforestación de la Amazoniacontrarrestando con acciones de recuperación de sus derechos sobre la tierra y el agua y los recursos naturales que han sido devastados por incendios provocados por los ganaderos, la minería ilegal y el narcotráfico. Las mujeres indígenas y campesinas en Brasil, Perú y Colombia están rompiendo barreras, hablando y uniéndose frente a la batalla contra la deforestación desenfrenada, las actividades extractivas y la catástrofe climática que empeora.

Isatou Ceesay vive en Gambia y en 2012 observaba como su entorno utilizaba las bolsas plásticas para encender fuego en las estufas generando gases tóxicos por lo que toma la decisión de crear el movimiento One Plastic Bag, entregando herramientas educativas a mujeres sobre como reciclar y convertir aquello en recursos económicos. Hoy con más de 2.500 integrantes en más de 40 comunidades en toda África han generado alianza con la Unión Europea para replicar, vía proyectos, centros e iniciativas que combatan el uso y acumulación de residuos plásticos.

Sonia Español, bióloga marina y científica española de la Blue Boat Initiative, lidera el primer proyecto de conservación oceánica acústica que a través de instalación de boyas con tecnología inteligente en los océanos pueden escuchar todos los sonidos para identificar la presencia de ballenas y en tiempo real poder avisar a las embarcaciones evitando así las colisiones con estos cetáceos, que son claves en la lucha con el cambio climático al capturar más de 33 toneladas de CO2.

En otro frente, Carolina Díaz Silva está impulsando la transformación de la moda sostenible con DUV-Dale una Vuelta. Este primer fashion truck en Chile, lanzado en 2023, no solo ofrece una experiencia única con 600 prendas en promedio, sino que destaca por su modelo circular innovador. Parte esencial de DUV es cerrar el ciclo completo de la ropa que reciben, impulsando la sostenibilidad y formando una red de apoyo ambiental posicionándose como referente en moda circular creando un ecosistema textil comunitario.

Francisca Quevedo fue co-coordinadora del equipo encargado de la Declaración Nacional de la Juventud sobre Cambio Climático en Chile 2023, un documento que contiene propuestas para hacer frente a la crisis climática, a la contaminación y al desequilibrio ecosistémico. Esta declaración de septiembre del 2023 fue el resultado de un trabajo realizado por más de 400 jóvenes durante varios meses a lo largo del país y se transformó en una herramienta para la acción climática reflejando la postura y el compromiso de estas nuevas generaciones con los temas que les mueven: el agua, la educación ambiental, pobreza energética, planificación, urbanización y biodiversidad las que fueron expuestas en la COP 28.

Termino esta columna comentando una experiencia vivida en mi calidad de subsecretaria el año 2022 con dos estudiantes de enseñanza media de la Escuela Rural Máchil de la Isla Puluqui, perteneciente a la comuna de Calbuco, región de Los Lagos, comprometidos quienes me compartieron su proyecto que les permitió obtener el primer lugar en el Congreso Nacional Explora en la categoría de investigación escolar al poco tiempo de mi visita. Damaris Huenante y Benjamín Almonacid buscaron, junto a dos profesores comprometidos con el tema, entregar más información sobre el impacto que provoca en el medio ambiente la construcción, el flujo permanente de personas y también otras acciones humanas perjudiciales para la zona intermareal.

La ciencia nos dice que el cambio climático es irrefutable, pero también nos dice que no es demasiado tarde para detener su avance. Sin duda alguna, la lucha para contrarrestarlo es liderada por las mujeres, niños, niñas y adolescentes.

Fuente: El Pais