Necrológicas

Hace 40 años salía a la venta la primera Apple Macintosh: un recorrido por la vida del genial Steve Jobs

Sábado 27 de Enero del 2024

Compartir esta noticia
64
Visitas
  • El 24 de enero de 1984 se lanzó al mercado la computadora más revolucionaria de la historia. El inspirador señor de la
    manzanita no sólo ideó el dispositivo de sus sueños, sino que dejó una huella imborrable con cada una de sus creaciones.

    Un ingeniero informático y un joven con mucha visión y hambre de éxito se juntaron en el garage de sus casas, y crearon una empresa desde cero. Pero no iba a ser cualquier compañía sino que se convertiría en una de las más influyentes del mundo de la tecnología: Apple.

    Nace una manzana

    Esta historia se remonta al año 1976, cuando el 1 de abril de ese año tres muchachos crearon Apple Computer Inc.: Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne. Wozniak, a quien le decían Woz, era informático y un “crack” en su materia. Venía trabajando hace mucho tiempo en una especie de computadora personal que combinaba un microprocesador con conexión para un teclado y un monitor, algo que para esa época era raro. A Jobs la idea le pareció buena, y juntos la llevaron y la presentaron en el Homebrew Computer Club -un club donde se hacían exposiciones sobre computadoras- para que los miembros del mismo dieran su opinión.

    El 11 de abril de ese mismo año lanzaron la Apple 1, una computadora diseñada y fabricada por Woz. Se estima que se vendieron unas doscientas en menos de un año, gracias a un acuerdo con una tienda de tecnología en Palo Alto, California. ¿Cuál fue el rol de Ronald Wayne? Aunque su paso por Apple fue efímero -ya que a los 12 días de haberse fundado la compañía se fue-, su legado perduró por años ya que fue el creador del primer logo de Apple: un dibujo que muestra a Isaac Newton leyendo, apoyado sobre un árbol mientras una manzana está a punto de caer sobre su cabeza. Básicamente Wayne había hecho una inversión de 800 dólares pero no tuvo fe, pensó que sus amigos lo dejarían endeudado. Entonces, les anunció a Jobs y a Wozniak que dejaba la empresa, vendiendo sus acciones por 800 dólares para recuperar lo invertido. De todos modos, luego de un año cambiaron el logo, por el que hoy todos conocemos: la manzana mordida, aunque en ese momento tenía los colores del arcoiris.

    La consagración, el fracaso y el éxito rotundo

    Con los ingresos generados por la Apple 1, a mediados de 1977 lanzaron la Apple 2. Se pensó en un diseño que se pareciese más a un electrodoméstico que a un dispositivo electrónico avanzado, para que no llamase la atención en una oficina, la habitación de un niño, un aula o el living de una casa. Fue fabricada en forma masiva y consagró a Apple dentro del mundo de la tecnología. Esta fue muy importante para la historia de las computadoras personales ya que para su época resultó innovadora por su diseño, potencia y simplicidad. Todo esto no hubiese sido posible sin la ayuda de Mike Markkula, un empresario que invirtió 250 mil dólares para llevar a cabo el proyecto.

    En 1980 se lanzó la Apple 3: el primer fracaso comercial de la marca. Las razones fueron que no tenía tanta compatibilidad con la Apple 2, ya que Steve Jobs no quería que sólo se utilice para juegos como la anterior, sino que esté más destinada a los negocios; que recalentaba demasiado y esto era porque Jobs no quería poner ventiladores dentro porque hacían ruido y no eran elegantes, lo cual le generó bastantes problemas de rendimiento al dispositivo. Pero lo que realmente llevó a la quiebra a la Apple 3 fue la aparición de su gran rival: IBM PC-5150, lanzada en 1981.

    En 1983 se lanzó la Apple Lisa, una computadora avanzada e innovadora para la época. Fue también pionera en avances tecnológicos pero no tuvo tanto éxito y desapareció pocos años después de salir al mercado. Por esta época, Steve Jobs contrató a John Sculley, quien era el CEO de Pepsi, para que sea el CEO de Apple. Steve creía que Sculley estaba mucho más preparado que él para el puesto. Lo cuál resultó un gran error y llevó más adelante a Jobs a lamentarse de su decisión. En aquellos años también es cuando Woz se alejó de Apple, esencialmente porque se estaba aburriendo y dijo que la empresa había estado yendo en la dirección equivocada durante los últimos cinco años.

    Pero la tenacidad de Jobs seguía intacta. Así, un día como hoy hace 40 años, el 24 de enero de 1984, se lanzó la primera Apple Macintosh: un invento revolucionario en ese momento. Se presentó como una computadora para todos, más fácil de usar, más intuitiva. Fue bastante exitosa al principio, pero con el tiempo esa gloria se fue desvaneciendo.

    Jobs se queda sin Apple: desolación y renacimiento

    Hay numerosas teorías acerca de la salida de Steve Jobs de Apple pero lo cierto es que técnicamente él tomó la decisión de abandonar su empresa. Si bien ya venían habiendo cruces entre Jobs y Sculley, ya que Steve siempre se concentraba en el diseño pero, según el CEO, “descuidando el negocio”. En abril de 1985, en un momento en que las Macintosh no se vendían como esperaban los inversionistas, según Sculley, Jobs se acercó para proponer un recorte en el precio y aumentar los anuncios y publicidad. Frente a la negativa de Sculley de seguir sus ideas y a una junta directiva que decidió quitarle el mando del grupo -no lo despidieron pero le quitaron muchas responsabilidades-, Steve Jobs furioso por no poder hacer lo que él quería en su propia empresa, lo tomó como una traición y se fue de Apple. Más adelante se supo que se trató de una reunión preparada para despedir a Jobs porque éste se enfocaba en el diseño y la tecnología de los dispositivos sin pensar en el dinero.

    De repente, un joven Jobs de 30 años se encontró sin saber qué hacer, había sido echado de su propia empresa, todo lo que había construido por casi 10 años se desvaneció, se quedó sin nada de lo que él mismo había creado. Steve era muchas cosas pero no un cobarde, y no se quedó de brazos cruzados. Había sido rechazado pero seguía enamorado de lo que hacía, así que decidió empezar de nuevo. El éxito fue reemplazado por el desafío de ser un principiante nuevamente y, sin dudas, esa época fue uno de los periodos más creativos de su vida. Al poco tiempo dio vida a una nueva empresa llamada Next, en donde en 1988 lanzaron la Next Computer. Luego, en 1990 aparecieron otros dos productos: la Next Cube, versión mejorada de la primera, y la NextStation, una versión de bajo costo.

    En noviembre de 1995 se estrenó la primera película animada por computadora de la historia del cine, creada por una no tan conocida empresa llamada Pixar. Había una empresa llamada The Graphics Group que buscaba crear la primera película animada por computadora, pero tenía un inconveniente: le faltaban los fondos económicos. Un negocio justo a la medida de Steve Jobs, quien decidió arriesgarse e invertir en este nuevo proyecto y adquirió la empresa por 5 millones de dólares. Así, la compañía pasó a llamarse Pixar. Luego se realizaron fusiones con Disney, y así fue como lanzaron Toy Story, que fue un mega éxito.

    Volver al primer amor

    Mientras Steve estuvo fuera de Apple, la compañía de la manzana iba de mal en peor. John Sculley se fue, salieron algunos nuevos productos pero la empresa ya no tenía la misma fuerza que antes. Jobs con Next lanzó un sistema operativo que precisamente era lo que necesitaba Apple, así que en enero de 1997 Apple compró Next, incorporando nuevamente a Steve a la empresa para que ayudara a sacarla a flote. Se unió con el CEO de ese entonces, Gil Amelio, aunque unos meses después este dejó su lugar y Jobs se convirtió en CEO de la empresa que originalmente había creado.

    Jobs hizo hasta lo imposible para que Apple no vaya a la quiebra y salvarla, tanto así que aceptó una inversión de 150 millones de dólares de su eterno rival: Microsoft. En agosto de 1998 Apple lanzó el iMac, un equipo “todo en uno” de alto rendimiento, diseñado por Jobs y el nuevo talento de la compañía: Jonathan Ive. El primer Imac fue todo un éxito, totalmente necesitado por Apple, que vendió 800 mil unidades en sus primeros cinco meses. A partir de ahí todo comenzó a moverse muy rápido. En 2001 Apple abrió sus primeras tiendas en Virginia y California. En octubre de ese año dieron sus primeros pasos más allá de la Mac, con el Ipod: un reproductor de música digital que prometía mil canciones en el bolsillo. Pero en 2003 Jobs recibió las peores noticias: tenía cáncer de páncreas.

    En sólo seis años Apple pasó de ser una empresa del montón a ser una de las más poderosas del mundo de la tecnología. En 2004 Steve impulsó el Project Purple, para desarrollar un dispositivo con pantalla táctil. En un principio Jobs se imaginaba una tablet pero finalmente se convirtió en un prototipo de teléfono móvil. En 2006 se inauguró el primer Apple Store en Manhattan, en ese mismo año Apple también presentó la primera MacBook Pro junto a la nueva Imac. Por esos años habían celulares móviles con teclado y ya se había innovado en pantallas que eran utilizadas con un lápiz, era lo más revolucionario hasta el momento en lo que a celulares se refiere. Pero después de muchas especulaciones, el día 29 de junio de 2007 Apple lanzó el primer Iphone: un aparato revolucionario, ya que sería el primer celular con pantalla táctil, sin la necesidad de usar un lápiz, sólo con los dedos uno podía utilizarlo. Fue un suceso, un evento que sin dudas será recordado por mucho tiempo.

    La salud de Steve

    En 2009 Tim Cook fue nombrado CEO interino, mientras Jobs tomaba la primera de sus tres largas bajas médicas. En 2010 Steve finalmente presentó el Ipad, la tablet que había deseado desde principios de siglo. A principios de 2011, durante la última de sus licencias por enfermedad, Steve protagonizó sus últimas dos presentaciones de productos; una en marzo para el Ipad 2 y otra en junio para el servicio de Icloud. Jobs realizó su última aparición pública en junio de 2011 en la que propuso un nuevo campus de Apple. El 24 de agosto de 2011 renunció a su cargo de Ceo de Apple aceptando un papel como presidente. Poco tiempo después, llegó lo inevitable: Steve Jobs falleció el 5 de octubre de 2011, trabajando para Apple hasta el día anterior a su muerte.

    Se dijo mucho de Steve Jobs: que tenía un carácter fuerte, que maltrataba a los empleados, o también se habló sobre la relación con su hija. Más allá de todo, sin dudas, fue una persona que marcó la tecnología del planeta, incluso, hasta el día de hoy. El amor por lo que hacía y su hambre e innovación llevaron a Apple a cambiar el mundo de las comunicaciones para siempre.

    Por Cynthia Serebrinsky

    Infobae