Necrológicas

– José Luis Ampuero Pena
– Guillermo Antonio Soto Santana
– María Angela Muñoz Bustamante
– María Matilde Ibarrola González

Taylor Swift no es la única que vuela en jet privado y surge la pregunta: ¿Funciona la compensación de carbono entre famosos?

Martes 13 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
158
Visitas

A medida que una serie de grandes estrellas son denunciadas por sus emisiones de dióxido de carbono, muchas recurren a la compensación. Pero, ¿es eficaz esta práctica en la lucha contra el cambio climático?

Hollywood está en apuros. Mientras que muchas de sus grandes estrellas han prestado sus voces y sus rostros a la lucha contra el cambio climático, otras se han convertido en los niños del cartel de la vida derrochadora y las emisiones no reguladas. Desde hace años, los famosos encabezan las listas de los que más utilizan sus jets privados, mano a mano con oligarcas y magnates del petróleo.

Pero ahora, los famosos han encontrado una solución para reducir el daño ambiental (y de relaciones públicas): comprar créditos para compensar sus emisiones. Mientras la compensación sigue ganando adeptos, ¿es el camino correcto hacia un mundo más verde? ¿O una forma de maquillar de verde los pecados climáticos? Euronews Green investiga.

¿Cómo compensan sus emisiones los famosos?

Desde los albores de la aviación, los famosos y sus banqueros han elegido el medio de transporte más exclusivo -los jets privados- para evitar codearse con la gente corriente.

No es de extrañar que los más ricos de la sociedad produzcan una cantidad desproporcionada de emisiones de dióxido de carbono. De hecho, un estudio del Institute for Policy Studies (IPS) demostró que, en Estados Unidos, aproximadamente el 50% de las emisiones relacionadas con la aviación son producidas por el primer percentil de individuos más ricos.

Pero mientras el 1% está constituido en gran parte por magnates anónimos de los negocios y de fondos de cobertura, un colectivo incluye a muchas de nuestras estrellas más queridas, provocando una reacción más visceral.

La cantautora estadounidense Taylor Swift, que ha disfrutado de un éxito sin precedentes tras embarcarse en su gira Eras Tour y que ha batido todos los récords, encabezó la lista en 2022. Según la empresa de marketing de sostenibilidad Yard, sólo ese año emitió 8.300 toneladas métricas (1.184 veces la huella de una persona normal), una afirmación rebatida por su representante. Aunque sus emisiones disminuyeron en 2023, algunas fuentes la han incluido entre los usuarios de aviones privados más prolíficos del año.

Sin embargo, Swift no es ni mucho menos la única celebridad implicada. En un estudio realizado por el diario británico The Guardian, 200 famosos y magnates produjeron unas 415.518 toneladas de CO2 en 44.739 viajes en jet privado sólo en 2023, el equivalente a las emisiones de unos 40.000 británicos en un año normal. Los implicados son una serie de famosos de renombre, desde el fundador de Tesla, Elon Musk, hasta los veteranos del rock británico The Rolling Stones.

Pero mientras el 1% está constituido en gran parte por magnates anónimos de los negocios y de fondos de cobertura, un colectivo incluye a muchas de nuestras estrellas más queridas, provocando una reacción más visceral.

La temperatura de la Tierra es cada vez más alta. El nivel del mar está subiendo, las capas de hielo se están reduciendo“, dijo la megaestrella de reality Kim Kardashian en una reciente campaña de su nueva línea de lencería. Pero si nos atenemos a sus hábitos de transporte, ella y su hermanastra multimillonaria, Kylie Jenner, también están poniendo de su parte, ya que ambas han sido nombradas entre las mayores usuarias de jets privados.

En una época en la que una gran huella de carbono se considera razonablemente como una mancha en la reputación de una figura pública, las estrellas de Hollywood han tomado grandes medidas para limpiar sus estelas, y para que el público en general lo sepa.

El uso del jet privado de Swift ha sido objeto de un escrutinio especialmente intenso. En respuesta, su representante afirmó que había “comprado más del doble de los créditos de carbono necesarios para compensar todos los viajes de la gira“.

El gigante de la tecnología Bill Gates y el fundador de Amazon Jeff Bezos han citado la compensación de carbono cuando se les criticó en 2021 por una lujosa fiesta de cumpleaños en un superyate en la que los invitados volaron en helicópteros. Y ya en 2019, el cantautor británico Elton John afirmó haber compensado un viaje de Harry y Meghan, el duque y la duquesa de Sussex, para apoyar [su] compromiso con el medio ambiente.“

Algunos, como la banda británica Coldplay, han intentado atajar el problema de raíz, reduciendo totalmente su huella. Su gira Music of the Spheres de 2023 redujo directamente sus emisiones de carbono en un 47%, pero la compensación parece ser ahora la práctica más habitual.

Euronews