Necrológicas

– Guillermo Antonio Soto Santana

– Georgina Carlota Ly Alvarez

– José Luis Ampuero Pena

– Ladislav Agustín Yancovic Arbunic

– Cristina María Martínez Cabaña

Conductor récord: se durmió tras darse a la fuga de un choque y marcó 4,19 en alcoholemia

Sábado 17 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
465
Visitas

Luego de revisar en Internet con la ayuda de su nuera por alguna causa pendiente, Héctor Velásquez Andrade (47) se presentó voluntariamente este martes 13 de febrero ante el Ministerio Público, ya que se encontraba declarado en “rebeldía” tras no haberse presentado a la preparación de su juicio oral el 13 de septiembre.

Se dejaron sin efecto la orden de detención en su contra y la condición de “rebeldía”, mientras que se preparó un juicio oral simplificado.

Su causa se remonta al año pasado, cuando condujo en estado de ebriedad por Avenida José Martínez de Aldunate llegando hasta la esquina con Martínez de Rozas, donde chocó por alcance a otro vehículo. Se marchó del lugar y fue seguido por las víctimas, quienes lo encontraron estacionado y durmiendo, por lo que llamaron a Carabineros para dar cuenta de los hechos y del estado de ebriedad evidente. Lo último fue ratificado por el examen de alcoholemia, muestra procesada en los laboratorios del Servicio Médico Legal, que marcó la exorbitante cifra de 4,19 gramos por litro de sangre, equivalente a un estado de coma etílico.

Tamaña concentración de alcohol también llamó la atención del juez Ricardo Larenas, quien le consultó primero al fiscal si estaba correcto el gramaje, lo que fue respondido afirmativamente, y luego directamente al imputado sobre cómo se encontraba ese día o si se acuerda de algo. “Me encontraba en estado de ebriedad. Me acuerdo de todo bien, porque incluso en la comisaría estuvimos tomando un café con el carabinero”, respondió Velásquez. “Usted es un hombre récord, afortunadamente sobrevivió para contarlo”, acotó el juez Larenas.

Los hechos constituyeron los delitos de manejo en estado de ebriedad con resultado de daños, además de manejar sin licencia de conducir. Dado que el imputado asumió la culpabilidad de los hechos, se solicitó una pena de 200 días de presidio, 2 UTM multa, suspensión de licencia de conducir y prohibición de obtenerla por dos años.