Necrológicas

Industria H2V y Ciencia

Sábado 17 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
127
Visitas

 

María Isabel Muñoz Antonin
Gerente General H2V Magallanes

 

A pesar de encontrarse la industria en plena fase de desarrollo, ya se visualizan aportes concretos que sin duda serán de enorme contribución a la ciencia y seguramente se constituirán en la base de proyectos de investigación en el futuro. Estar en “modo prefactibilidad” no significa inercia o falta de actividad, todo lo contrario. Varios de los proyectos para la producción de Hidrógeno Verde en curso, mucho antes de ingresar al Seia, completan ya casi 4 años desarrollando estudios ambientales y sociales de alta complejidad y especialización, en un esfuerzo inédito de medición y análisis nunca antes visto en Magallanes.

La buena noticia para la ciencia e investigación aplicada, los centros de estudios y las unidades académicas, es que estos estudios serán públicos una vez que los proyectos vayan ingresando a plataforma del Seia, donde una gran cantidad de expedientes, datos, análisis, planos e informes servirán de apoyo al desarrollo científico de Magallanes y de Chile, dado que esta información una vez presentada formalmente y subida a plataforma del servicio, queda disponible y accesible para el público.

Sea justo destacar que todos los estudios realizados a la fecha, y los que vengan, son acompañados con cartografía de detalle, los cuales permitirán conocer la localización de cientos de hallazgos arqueológicos y paleontológicos, valiosa información para el desarrollo de futuras investigaciones. Lo mismo para zonas de nidificación de aves, lagunas, cursos de agua, identificación de especies de flora y distribución de la vegetación a través de mapas.

Los levantamientos de línea base de cada algunos de los proyectos más avanzados, están arrojando miles de datos de vuelos de aves, tales como: trayectorias, alturas, especies, horarios, y estacionalidad. A la fecha, todas las empresas de apoyo a proyectos están trabajando en estudios de trayecto de aves, desplegando miles de horas de trabajo en terreno, en distintas estaciones del año, para identificar lo señalado, trabajando de la mano con especialistas locales, de otras partes de Chile e internacionales. Estos han permitido realizar levantamientos en zonas donde existían datos mínimos, por ejemplo, muestreo de calidad de agua en lagunas, chorrillos y ríos; muestreo de hongos, líquenes, briófitas, invertebrados, plancton, zooplancton, especies de mamíferos marinos, arqueología, y paleontología, como aporte al conocimiento que estaba disponible.

Magallanes no sólo dará que hablar por las potencialidades de un nuevo polo de desarrollo e innovación productiva, también pasará a la vanguardia como una zona referente a nivel internacional liderando el desarrollo de estudios preventivos para evitar la colisión de aves con aerogeneradores. Aquí disponemos de ejemplos y prácticas concretas. Actualmente nuestros proyectos están llevando a cabo uso de tecnología de punta para medir las alturas de vuelo de las aves, con ornitólogos especialistas desplegados en terreno; uso de radares para línea de base, uso de cámaras térmicas para mejorar identificación nocturna, las que funcionan operativas en todas las estaciones del año y bajo todas las condiciones climáticas.    

El trabajo no sólo ha sido especializado, sino arduo y dedicado, para un cuidadoso monitoreo y estudio de especies específicas en categoría de conservación como el chorlo de Magallanes, canquén colorado, tuco-tuco, por mencionar algunos. También se han llevado a cabo informes y modelaciones muy interesantes, como estudios de ruido en fauna, vibraciones y los efectos de sombra de los aerogeneradores. Desde luego, no sólo hablamos de medio terrestre. En la actualidad se disponen de variados estudios marinos de corrientes, mareas, vientos, salinidad, calidad de aguas y bancos naturales.

En síntesis, hablamos de un valioso stock de información y Big-data que ayudará a conocer la condición biótica y abiótica de la Región, con un despliegue inédito que pudiera facilitar la tarea de centros de estudios para el desarrollo de nuevas investigaciones, enriqueciendo el conocimiento de nuestra biodiversidad y vastos territorios.