Necrológicas

Bob Marley: La leyenda

Domingo 18 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
61
Visitas

Por Guillermo Muñoz Mieres,
periodista

 

 

 

Estados Unidos, 2024

Director: Reynaldo Marcus Green

Protagonistas: Kingsley Ben-Adir, Lashana Lynch, Michael Gandolfini

En salas de cine de Punta Arenas y Natales

Tras el éxito de la película “Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury” (2018) sobre el origen de la banda inglesa Queen y su líder y vocalista, una nueva ola de películas sobre ídolos musicales llegan a los cines en los últimos años. Son películas que  podrían estar constituyendo un nuevo género en sí mismas, porque comparten puntos y estilos en común, como mezclar el drama, lo histórico y lo biográfico, pero por sobre todo lo musical, porque sus vidas no serían lo que fueron por los hits que impusieron y que después el paso del tiempo los sacó de la indiferencia, los rescató y  terminó convirtiendo en himnos.

Allí están “Rocket man” (2019) sobre la vida de Elton John o la paranoica “Elvis” (2022) dirigida por el australiano Baz Luhrmann; pero antes ya están “Ray”(2004) sobre Ray Charles, “Jhonny y June:  Pasión y locura” (2005) sobre  la relación de vida y  musical de la pareja country Jhonny Cash y June Carter; y más atrás un modelo juvenil en este tipo de películas como “The Doors” (1991) sobre la banda pero más sobre su líder, Jim Morrison; y una obra maestra, “Bird” (1988) de Clint Eastwood, sobre la tragedia de vida y muerte del saxofonista Charlie Parker. Y sobre estas, otras vendrán, eso es seguro, porque material, música y seguidores hay de sobra. Y entonces parte del negocio ya está asegurado.

Era entonces inevitable que llegara una sobre Bob Marley, ídolo nacido en Jamaica, cultor del reggae, militante y activista religioso del movimiento rastafari y creador de varios hits que le dieron identidad a un movimiento y una cultura. La película parte en 1976 cuando reina el caos en Jamaica porque vive una guerra civil entre dos bandos políticos y allí está Bob Marley, en el medio, buscando crear un punto de encuentro con su música, por eso se obsesiona con un concierto por la paz, pero algunos le dicen que no, y él dice que sí.  A los pocos minutos atentan contra su vida y debe decidir si quedarse o irse. Pero él sigue cargante  que sí, que tiene que hacer ese concierto. Y la película es un poco eso en el fondo, sobre hacer o no el concierto, mientras su mensaje se divulga por el mundo y ya llegará el momento de volver. Entre medio está su relación de pareja, sus dos hijos, algo de su terquedad y muy poco de algo más profundo o íntimo, porque en la producción está casi toda la familia Marley, así que se trata de una biografía autorizada y cuando es así se mostrarán más las luces que las sombras.  

“Bob Marley La leyenda” es una película que intenta serlo todo, manifiesto político, biografía y conflicto existencial, con un guión flojo lleno de clichés y frases para el bronce que, si bien se entienden están por la paz, terminan agotando. Y en ese momento aparece su música y se convierte en una vía de escape algo, así como el  bote de salvación en medio del naufragio y una pequeña brisa que busca empujar hacia la orilla, pero que nunca llega. Y a esto se suma la interpretación de Kingsley Ben-Adir como Bob Marley, que si bien sale digno, tampoco llega, porque su personaje está construido con  cierta simpleza, caricatura y que, al comparar, con las imágenes reales que al final se  muestran del cantante, dejan en claro que se merecía algo más intenso.

Pero hay que ir a verla. No hay duda. Para eso está el cine. Luego se puede ir a youtube y buscar el documental “Marley” (2012) dirigido por Kevin Mac Donald y allí darse cuenta que “con guitarra la canción  suena diferente”.