Necrológicas

– Guillermo Antonio Soto Santana

– Georgina Carlota Ly Alvarez

– José Luis Ampuero Pena

– Ladislav Agustín Yancovic Arbunic

– Cristina María Martínez Cabaña

Infraestructura pública abandonada en Punta Arenas

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 19 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
151
Visitas

No sólo los siniestros han hecho lo suyo, para dejar en mal pie a la infraestructura pública en Punta Arenas. En muchos casos ha venido acompañado, de la indolencia y la incompetencia, a veces incluso juntas, en un “cóctel” perfecto que configura un doloroso cuadro y una dilapidación de recursos públicos. Como si sobraran.

Empecemos a revisar. La Casa de los Derechos Humanos, fue incendiada el 28 de febrero de 2020. A cuatro años de aquel siniestro, no hay conocimiento de culpables, ni menos se aprecia, una solución, a sola excepción de un cerco de lata y unos andamios que al parecer tuvieron la intención de desarrollar algo. Se fue un gobierno al cual probablemente la temática no le emocionaba mucho y llego otro que sí debiera provocarle algo, pero la verdad, es que debe estar en estudio ¿?.

El edificio que por años ocupó el Servicio de Salud, donde funcionaba el antiguo vacunatorio, en calle Chiloé con José Menéndez, tuvo un incendio el 10 de marzo de 2018. Va a cumplir 6 años y ni siquiera se han retirado las latas y escombros sueltos. No se sabe de un proyecto de restauración o de reposición de una edificación para dicho Servicio o para alguna entidad pública. ¿Parece que es más barato seguir arrendando o quizás es más cómodo? Agrego, que dichas fachadas que aún se mantienen erguidas, pertenecieron en su inicio a la casa residencia de don Juan Bautista Contardi. Es decir, agrega un componente histórico al inmueble. De seguro lo simple, será que alguien diga que hay que demoler todo, total es más fácil, botar y reponer. Ni lo uno ni lo otro. Sólo hay que querer y trabajar.

El incendio del edificio de la Segunda Compañía de Bomberos de Avenida Colón, fue según el Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas, intencional. Noticias dan cuenta que fueron cuatro focos en el tercer piso de dicho ex edificio. ¿Culpables? No que se haya sabido. ¿Cuándo fue el incendio? El 19 de septiembre de 2014. Va a cumplir 10 años, el sitio eriazo, con una hermosa fachada. A 30 metros de la calle Bories.

El ex Hospital Regional de Magallanes, ubicado en la calle Angamos, de lo cual hemos escrito en 3 ó 4 ocasiones, es una vergüenza regional. Van a ser 13 años, desde el inicio del funcionamiento del nuevo Hospital Clínico, lo que ocurrió el 4 de octubre de 2011. Desde ese día el antiguo hospital, ha quedado abandonado a su suerte, que no ha sido la mejor. Se dejaron botados 17.000 m2 de sólida edificación. Ahora algunos amigos de don Otto (quien vendió el sofá…), quieren demolerlo, como quizás para borrar su incompetencia, de no encontrar destino en años de años. (El traslado al nuevo Hospital se produjo en 2011 pero el proyecto de gestión y construcción partió mucho antes, por allá por 2006, lo que agrava aún más la falta de previsión y planificación de las autoridades regionales de varias épocas para con el viejo hospital).

Para que el lector se ilustre, la normativa de diseño estructural de los edificios hospitalarios, tienen coeficientes de seguridad en el cálculo estructural, mucho más altos o exigentes que cualquier otro edificio, por lo que este simple arquitecto que escribe, presume que si bien es cierto, pueden haber áreas susceptible de demoler para desarrollar una readecuación, le parece un despropósito demoler todo. Indolencia, pereza intelectual, desidia. Rabia es lo que provoca.

Pero no sólo incendios han afectado a la edificación pública (por lo tanto de todos y para todos), sino que hay edificación que si bien, no se ha quemado, su estado de deterioro en algunos componentes, como servicios higiénicos o su vetusta estructura, hace recomendable, su readecuación o reposición. En calle José Menéndez al lado de la “Torre de la Intendencia” o de ahora la “Delegación Presidencial” , se encuentra la ex Escuela N°1 de Punta Arenas, que luego se transformó en el Centro de Educación Integral de Adultos (Ceia) hoy el edificio del ex Ceia abandonado por espacio de 8 a 9 años, sin un horizonte claro de camino a seguir. Otra edificación a 30 metros de calle Bories abandonada a su suerte.

Por último, para no escribir indefinidamente y aburrir al lector, el ex edificio de Adelco, en calle Boliviana con 21 de Mayo y Costanera, que fue adquirido por proyecto presentado en su momento por la administración municipal de quien escribe esta nota el año 2015, para ser destinado a un Centro Comercializador Hortofrutícola (es decir para los huerteros organizados de la comuna y región), para que dejen ser itinerantes vendedores en colegios, es usado por el gobierno regional, como bodega para sus vehículos. Sí, el objetivo por el cual ese proyecto fue financiado por el Core, ante la presentación de la Municipalidad de la época, hoy se transformó por desidia, flojera o celo por quien planteó el proyecto, en una segura bodega para los autos del gobierno regional. Seguiremos porque hay más. Rabia ante tanta flojera o dejadez por decir lo mínimo.