Necrológicas

Duro de matar

Domingo 25 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
163
Visitas

Completamente doblado quedó el escobillón de los funcionarios del Samu, utilizado como herramienta de erradicación de plagas para poner fin a la vida de un retrovertido roedor que se había alojado en sus dependencias. En sus retinas, debe permanecer aquella atroz escena, con embates violentos que llegaron a torcer el mango de la otrora herramienta para barrer. Dicen que la dureza del roedor era proporcional a sus habilidades acrobáticas para esquivar ataques, por lo que no se trató de una tarea simple. Precisión y fuerza a la par, además de coordinación en equipo fue lo necesario para terminar con la vida del ratón. Una actividad para reforzar el trabajo en grupo y el espíritu de compañerismo al interior del camarín.