Necrológicas

– Guillermo Antonio Soto Santana

– Georgina Carlota Ly Alvarez

– José Luis Ampuero Pena

– Ladislav Agustín Yancovic Arbunic

– Cristina María Martínez Cabaña

Starken: las complicaciones de operar en una zona extrema a miles de kilómetros de Santiago

Domingo 25 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
238
Visitas

En conversación con El Magallanes, Maricela González Villarroel, jefa zonal de Starken, se sinceró ante las constantes dificultades que ha tenido la marca para operar en nuestra región. Agresiones, el clima y Aduana marcan el complejo panorama.

La distribuidora opera con una sucursal en Puerto Natales y dos en Punta Arenas, donde sale un camión con diversos despachos rumbo a Santiago todos los jueves.  Una vez que llega a la capital, comienza a destinar las encomiendas magallánicas a sus respectivos destinos en las otras regiones.

“Mientras más cerca se esté de Santiago, con mayor frecuencia saldrán camiones con pedidos. Todo lo que llega a la región se tarda en promedio 10 días”, subrayó González. 

Sobre la llegada de envíos desde el norte, la encargada regional comentó que ello ocurre cada tres días o, a veces, día por medio. “Pero, todo dependerá de la demanda que haya en la ciudad. Entre enero y febrero ha estado muy lento, pero ya en marzo comienza a acelerarse la situación con ramplas –camiones- cada dos días”, complementó.

Dificultades

Para nosotros que somos zona extrema, se nos hace más difícil porque hay Aduana. A veces nos paran el camión por documentos y lo que sale de Zona Franca tenemos que declararlo con boleta y papeles aduaneros”, indicó al ser consultada sobre los principales obstáculos que deben solucionar.

Asimismo, agregó el clima como otro factor que pone cuesta arriba el envío de correspondencia. “Nos juega muy en contra, ya que hay veces en que cierran los pasos fronterizos por la nieve, lo que provoca que se nos acumule la carga, hasta semanas nos han atrasado por esto”, acotó.

Agresiones

“Tratamos de explicar que las situaciones se nos escapan de las manos, pero aún así hay clientes que nos dejan la escoba. Otros nos han roto la puerta de la sucursal. Hay muchos que son violentos. La pandemia fue el periodo cuando más violencia vimos acá”, apuntó.

Además, agregó que “la gente es bien prepotente, hay que saber tener carácter para poder lidiar con eso. Principalmente, los hombres nos faltan el respeto”.

En 2022, un cliente agredió físicamente a la jefa antigua de Starken, dándole un fuerte empujón. “Hasta el momento, no hemos tenido complicaciones en el último tiempo. El problema es cuando hay harta demanda, sobre todo en fechas como el cyberday”, dijo.