Necrológicas

Los 3 tipos de alimentos que desaceleran el envejecimiento del cerebro, según estudio de Harvard

Lunes 26 de Febrero del 2024

Compartir esta noticia
106
Visitas

Nicole Iporre

En la búsqueda de vivir más tiempo y de forma saludable, la alimentación juega un rol fundamental. Y es que todo lo que comemos aporta (o no) beneficios a nuestro cuerpo para mejorar nuestras defensas y protegernos de distintas condiciones.

En esta línea, la médico y psiquiatra especialista en nutrición de la Universidad de Harvard, Uma Naidoo, reunió cuáles son los cuatro tipos de alimentos que deberíamos incluir en nuestra dieta para mejorar no solamente nuestra salud, sino también cuidar nuestro cerebro y volver más lento (dentro de lo posible) el proceso del envejecimiento.

1. Alimentos con más fibra

Mejora la digestión y previene distintas enfermedades y condiciones. La fibra ha sido ampliamente estudiada por el campo médico, ya que además de hacernos bien al estómago y a los intestinos, también mejora algunos trastornos como la depresión, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Y es que además tiene la capacidad de desinflamar, reforzar la inmunidad y reducir los niveles de colesterol y glucosa en la sangre.

Las verduras (como el brócoli, espárragos, champiñones y arvejas, entre otras), son una buena fuente de fibra. También las frutas, (manzanas, plátanos, cítricos, etc.), las legumbres (lentejas, porotos, habas), los frutos secos y los cereales, como la avena, arroz integral, quínoa, etc.

2. Alimentos ricos en polifenoles

Los polifenoles son unos compuestos antioxidantes que se encuentran en los alimentos vegetales.

Es decir, pueden influir positivamente en el cuerpo y el cerebro para desinflamar, acelerar el metabolismo y también beneficiar a la salud vascular y cognitiva.

Algunos alimentos ricos en polifenoles son: las frutas, el té, el vino y el chocolate (en su justa medida).

3. Alimentos con probióticos

En nuestros intestinos viven bacterias “buenas” que nos ayudan a mantener estable nuestra digestión. Es por esto que los probióticos son excelentes para el organismo, y pueden encontrarse en productos como el yogur, kéfir, chucrut y tempeh, entre otros.

Además de ayudarnos con el estómago, los probióticos también tienen un rol fundamental en el sistema inmunológico. Es decir, consumir alimentos probióticos todos los días nos puede ayudar a subir las defensas contra virus o bacterias.

La Tercera