Necrológicas

Por amplia mayoría comisión rechaza entregar 600 mil hectáreas a indígenas en Aysén

Viernes 1 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
217
Visitas
  • Fueron dos los requerimientos presentados por comunidades indígenas en el marco de la “ley Lafkenche”.

 

La Comisión Regional de Uso de Borde Costero -compuesto por 34 integrantes- finalmente rechazó las dos solicitudes de Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios (ECMPO), que pedían la entrega de más de 600 mil hectáreas de mar a administración de comunidades indígenas.

La comunidad Pu Wapi compuesta por 27 personas de la comuna de Guaitecas, pedía la “ECMPO Cisnes” por una superficie de 227.272 hectáreas. Obtuvo 32 votos en contra y sólo dos a favor.

La solicitud del “ECMPO Islas Huinchas”, que abarca una superficie total de 393.945 hectáreas y que fue requerida por la comunidad indígena Antuen Rain integrada por 11 personas. Logró 29 votos en contra, dos a favor, dos a favor con modificación y una abstención.

Estas solicitudes fueron zanjadas por una comisión integrada por la gobernadora de Aysén, Andrea Macías (PS); el delegado presidencial provincial, Jorge Díaz Guzmán; el delegado presidencial regional, Rodrigo Araya Morales (RD); los alcaldes de Aysén, Chile Chico, Cisnes, Cochrane y Tortel; de Sernatur, Seremi de Vivienda y por representantes del sector pesquero, acuícola, turístico, portuario y de pueblos originarios.

¿Qué estaba en juego?

La votación generaba alta expectación en la región ya que diversos sectores económicos, en especial los vinculados a la acuicultura y salmonicultura, alertaban de un eventual riesgo para la industria en caso de que las solicitudes fuesen aprobadas.

El área ponía en riesgo un área de más de 300 concesiones (acuícolas), que representan el 45% de la capacidad nacional de engorda de salmones.

El desarrollo de la comisión fue seguido en vivo por sindicatos y trabajadores de la pesca, quienes aplaudieron y celebraron cada uno de los votos en contra de los requerimientos de las comunidades. Estos sindicatos alegaban que la solicitud era “desproporcionada” en relación con la cantidad de personas que componen las comunidades.

La mirada de la gobernadora

“Sabemos que es un tema complejo y por eso nos resulta tan importante poder escuchar y conocer hasta lograr el convencimiento que nos permita emitir un juicio o una propuesta para pronunciarnos frente a esta materia”, expresó Macías.

En esa línea, manifestó “sabemos que hay distintos intereses económicos y productivos que deben convivir en la Región de Aysén”.

Macías enfatizó en que el mar de Aysén es “una oportunidad de desarrollo para las distintas vocaciones productivas”. Además, explicó que la instancia está integrada por 36 actores, tanto públicos como privados, y que el gobierno regional es “un voto dentro de esos 36”.

¿Qué dice la
Ley Lafkenche?

Hace 15 años se implementó la Ley Lafkenche (N° 20.429), producto del interés de las comunidades mapuches-lafkenche, que solicitaban el reconocimiento y protección de sus derechos territoriales sobre el borde costero. La creación de un Espacio Costero Marino de los Pueblos Originarios (ECMPO) constituye el eje central de la Ley 20.429.

El ECMPO tiene por objetivo preservar usos y costumbres indígenas. Es entregado por un tiempo indefinido en administración a una comunidad o a una asociación de comunidades indígenas, siempre y cuando no existan derechos constituidos por terceros en dicha área y la CONADI verifique los usos y costumbres alegados.

La Subsecretaría de Pesca es la encargada del procedimiento de destinación, la que analiza si existen superposiciones para luego solicitar a la CONADI el informe sobre usos
consuetudinarios.

Si este es favorable, la solicitud es sometida a la Comisión Regional de Uso del Borde Costero, la que debe resolver fundadamente. Esta intervención de la Comisión es uno de los problemas según los académicos, ya que hay una falta de claridad en torno a los criterios para resolver las peticiones.