Necrológicas

Cinco consejos para elegir a un buen arrendatario

Lunes 4 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
143
Visitas
  • Una de las grandes interrogantes que viven los dueños de viviendas de arriendo en el país es la elección del nuevo inquilino. Cómo elegirlo y en qué poner atención a la hora de optar por uno u otro en la siguiente guía práctica de recomendaciones.

 

La elección de un arrendatario ya no es un tema tan sencillo de abordar como frecuentaba ser en el pasado. Con algunos pocos documentos y también, por qué no decirlo, con la confianza como prueba intangible entre dos personas, un arrendatario y un arrendador sellaban un acuerdo que los podría unir por tiempo indefinido.

Esta situación tan cotidiana ha dado un giro importante de un tiempo a la actualidad, puesto que ya no se trata de una simple conversación para sellar un vínculo entre ambas partes interesadas.

“Si bien existe una larga lista de preocupaciones que debemos tener en presentes a la hora de arrendar un inmueble, hay algunos temas puntuales que no podemos desconocer ni pasar por alto si queremos tener una buena experiencia como arrendadores, como el tipo de persona a quién arrendaremos, el contrato y sus términos, además de una serie de otros documentos muy relevantes que debemos precisar para cerrar este tipo de acuerdos”, declara José Tomás Falcone, Gerente de Ventas de Activo Más Inversiones.

Es por eso que en Activo Más Inversiones, empresa de venta de propiedades, ofrecen una interesante lista de consejos a considerar a la hora de elegir a un nuevo inquilino.

Explicitar el tipo de arrendatario deseado

Cada persona es un mundo, por lo que es posible imaginar que una familia de cuatro o más integrantes es un mundo aún más grande. Dado lo anterior, las especificaciones del tipo de inquilino que busca el arrendador siempre serán muy relevantes.

Si la vivienda objeto de arriendo es muy pequeña o grande, si los vecinos son personas mayores o jóvenes, incluso si en el sitio se permite la tenencia de mascotas, hoy pasa a ser información clave a considerar. Por eso siempre es importante darle a entender a los interesados qué perfil de persona o personas se busca para arrendar una propiedad.

Validar historial de arrendatario y comportamiento comercial

Un tema muy importante a tener en consideración es el historial del interesado. Para estar seguros y confirmarlo, además de su comportamiento financiero, es necesario solicitarle algunos documentos clave, como bien lo explica el mismo Falcone:

“Este factor es uno de los más relevantes a la hora de escoger a un arrendatario. Para esto, es muy importante solicitar algunos documentos fundamentales antes de tomar la decisión, como son los comprobantes de ingresos, chequear que su sueldo sea, idealmente, tres veces mayor al del arriendo, su cédula de identidad, una revisión de Dicom del interesado, además de sus certificados de deuda. Finalmente, y tan importante como lo anterior, no podemos pasar por alto los antecedentes penales de la persona”.

Documentación al día

La solvencia económica es otro punto fundamental al momento de elegir al candidato. Este aspecto, de todas formas, también es posible chequearlo a través de una serie de documentos que se utilizan para este fin.

“Las liquidaciones de sueldo o declaraciones de impuestos, en el caso de un trabajador dependiente o independiente, según sea el caso, son elementos clave que garantizan de cierta forma que el interesado cuenta con un ingreso formal”, asegura el ejecutivo.

Asimismo, José Tomás Falcone agrega que “las cotizaciones de la AFP también son un importante verificador en la consistencia de los ingresos del arrendatario interesado, por lo que tener documentos de este tipo a la mano siempre es un buen indicador de a quién le estamos facilitando nuestra propiedad”.

Un buen contrato

Acaso la arista más importante de todas las que debe considerar un arrendador. Aquí se formalizan, por medio de un documento público, todos los alcances del acuerdo que firmarán ambas partes, por lo que ningún detalle debe quedar al margen de este archivo.

“Sin ninguna duda que este punto es fundamental. Acá tenemos que considerar todo: desde la forma y fecha de pago, pasando por las obligaciones del arrendatario y el arrendador, hasta su vigencia. Ninguna arista se puede dejar al azar, incluso las limitaciones de uso de la vivienda y hasta los parámetros de modificaciones de este”.

Asesoría externa

De un tiempo a esta parte, una serie de empresas han irrumpido como mediador entre los arrendadores y arrendatarios, haciéndole la vida más sencilla al primero y exigiendo un compromiso más exigente por parte del segundo.

Para lo anterior, hoy existen alternativas como Assetplan y Houm, empresas administradoras y corredoras de propiedades que cumplen el rol de disminuir riesgos para los inversionistas y gente común que cuenta con propiedades de arriendo.

Si bien este último consejo es una más de las tantas alternativas que hay en el plano del corretaje, lo más llamativo de esta propuesta es que estas compañías no sólo aseguran realizar buenos filtros de inquilinos, sino que también buscan entregar la tan anhelada tranquilidad de tener buenos contratos de arriendo, además de la certeza de que siempre habrá un arrendatario disponible.