Necrológicas
Crisis en el Biobío

Huachipato: el nuevo dolor de cabeza para el gobierno que podría dejar 22 mil cesantes

Lunes 1 de Abril del 2024

Compartir esta noticia
137
Visitas
  • El cierre podría aumentar el desempleo en cuatro puntos porcentuales y contraer el Pib regional en 3%

“Es una bomba atómica para la región”, advierte el gobernador regional del Biobío, Rodrigo Diaz, tras el anuncio de la Compañía de Acero del Pacífico de cerrar la planta siderúrgica Huachipato en Talcahuano, luego de acusar que China exporta productos a precios más bajos de los que se venderían en su propio territorio, lo que imposibilita a las empresas a competir, pues no pueden bajar sus precios al del acero de origen asiático. Esta situación ha provocado que la principal siderúrgica del país pierda un millón de dólares al día.

Si la industria concreta su cierre se perderían más de 22 mil empleos, entre trabajadores directos, contratistas y una serie de negocios conexos, en un efecto dominó que haría crecer las cifras de cesantía en la región de un 8% a un 12%, desatando un conflicto social y político sólo comparable con el cierre de las minas de carbón de Coronel y Lota en 1997.

Un estudio de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) el Pib regional se podría contraer hasta en un 3% en caso que se concrete el anuncio.

Los penquistas están en alerta y han anunciado un paro regional para esta semana. Camioneros, portuarios y trabajadores de la refinería de la Enap se mostraron favorables a la movilización. La crisis ha golpeado al gobierno del magallánico Boric quienes se enfrentan al dilema de proteger la industria del acero nacional o dejar que el libre mercado actúe. Ayer el ministro de Economía, Nicolás Grau, aseguró que el gobierno hará “todos los esfuerzos” para evitar los despidos y que buscarán el diálogo para resolver el problema que enfrentan por el cierre de la siderúrgica.

En el oficialismo muestran preocupación que el cierre de Huachipato pueda repercutir en una debacle electoral en octubre, en una provincia que de doce alcaldes diez son oficialistas. La provincia tiene un bolsón de 852 mil votos. Concepción es la cuna del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, históricamente ha sido gobernada por políticos de la democracia cristiana a la izquierda. Es una zona en la que siempre los movimientos sociales y sindicales han sido poderosos.

“Si el gobierno no enfrenta bien la situación que afectará a la región, la crisis social será de proporciones. Y verán un castigo al oficialismo que será épico en la región en las próximas elecciones municipales”, señaló el diputado democratacristiano Eric Aedo.

El diputado Socialista, Gastón Saavedra, propuso estatizar la siderúrgica, mientras que Johanna Pérez, presentó un proyecto para aplicar un arancel del 50% al acero chino. Ambas iniciativas han generado rechazo en el ejecutivo, ya que consideran que es un problema de privados y que ellos se deben hacer cargo de las consecuencias que tiene esta decisión.

Los ministerios de Hacienda y Economía están intentando aplacar la crisis. Marcel se abrió a subir los aranceles al acero Chino, mientras que Grau visitó la zona en conflicto y está haciendo gestiones para evitar el cierre.

Aumento del arancel al acero Chino

El Ministerio de Hacienda oficializó, mediante el Diario Oficial, los límites de aranceles provisionales al acero chino, tras la decisión de la Comisión Antidistorsiones integrada por la Fiscalía Nacional Económica, el Banco Central, Hacienda, Agricultura, Economía, Relaciones Exteriores y de Aduanas. De los siete representantes, sólo dos votaron en contra de la medida.

Las tasas se fijaron en 22,5%, 14,2% y 9,2% por concepto de importaciones de bolas de acero forjadas para molienda. Por su parte, los aranceles para las importaciones de barras de acero quedaron fijados en 10,4%, 10,3% y 19,8%.

Los trabajadores y propietarios de la siderúrgica Huachipato pedían aplicar un arancel del 25% al 33%. Señalan que la actual tasa no es suficientemente alta para mejorar la situación de la industria.  Huachipato y Molycop cuentan con cinco días hábiles para apelar y presentar nuevos antecedentes ante la Comisión Antidistorsiones.

Esta decisión se da luego que la empresa Molycop (fabricante en Chile con el acero de Cap) presentó, el 20 de noviembre pasado, una denuncia por dumping en las importaciones de bolas de acero forjadas para molienda, de diámetro inferior a 4 pulgadas.

Molycop pide que se recomiende la imposición de aranceles antidumping definitivos y provisorios, para impedir que se cause daño durante la investigación, de al menos 16,5%.

El aumento del arancel es resistido por Elecmetal, uno de los mayores importadores de barras y bolas de acero para la minería,  las cuales son hechas con acero chino, dice que el cálculo está mal hecho  porque habrían descontado dos veces el Iva.  La empresa afirma que la sobretasa es una infracción directa de los Tratados Internacionales y que no tiene respaldo técnico ni jurídico.

En esta aseveración hace hincapié en que, “tanto el Fiscal Nacional Económico -quien preside la Comisión- como los miembros representantes del Banco Central, se opusieron a la decisión y dejaron constancia en el acta de las infracciones a los criterios para calcular la existencia de un margen de dumping claramente establecidos en los tratados internacionales”.

La Propuesta de Grau

Nicolás Grau ha planteado la necesidad de que los directivos de la empresa puedan presentar el requerimiento del 25% y 33% ante la Comisión Antidistorsiones pueda elevar la sobretasa.

Otro foco del ministro es sensibilizar a las mineras. “No deberían ser indiferentes; deberían ser parte de la solución. Ahora, la forma en la que ellas toman este mensaje y decidan o no ser parte de la solución, es algo que cada una de estas empresas tiene que evaluar de forma individual”, dijo en conversación con El Mercurio. Grau considera que es importante que exista una industria de acero chilena para que dé certeza en el suministro. Recordó que, durante el Covid, ante la disminución del acero importado de China, las mineras debieron recurrir a Huachipato. Expertos advierten que la posibilidad de que las mineras compren acero a un mayor valor es inviable.

Caótica visita de Grau

El ministro de Economía, Nicolás Grau (Convergencia Social), pisó tierra penquista el pasado miércoles en dónde participó en un Foro Económico en el Instituto Regional de Administración de Empresas en Concepción y visitó el Hospital Las Higueras de Talcahuano. En ambas actividades fue recibido con banderas negras, gritos y silbidos por parte de los trabajadores de la siderúrgica Huachipato. Incluso el

“Nosotros consideramos que un gobierno de izquierda iba a tener soluciones para los trabajadores, pensar en el bienestar, pero estamos viendo que no es así y eso decepciona a la gente, a quienes confiamos en esta administración”, le dijo un dirigente al ministro Grau, quién trataba de explicar que le había pedido a la Cap que presentará un nuevo requerimiento a la Comisión Antidistorsiones para subir la sobretasa.

“Necesitamos una respuesta, ya no nos sirve seguir esperando y esperando que pasen las semanas. La región se está hundiendo ministro”, señaló otra de las manifestantes, mientras el resto gritaba “¡Acero chileno, no al extranjero!”.

En horas de la tarde del miércoles, sostuvo un encuentro con dirigentes sindicales de Huachipato y empresas asociados, la que se extendió por varias horas.

Durante su pasó por el Biobío, alcaldes de centroizquierda se le acercaron para plantearle la dramática situación social que generaría el inminente cierre de Huachipato y los costos electorales que podría tener esto para el gobierno. Otros como el edil de Talcahuano, Henry Campos (Udi) le regaló dos camisetas del club de fútbol Huachipato con los números 25 y 33, en alusión a las sobretasas que piden los trabajadores.

El manejo de Grau de la crisis ha sido cuestionado por el gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz, y el diputado democratacristiano Eric Aedo. Las principales críticas apuntan a la lentitud con que operó el gobierno, pese a las advertencias de la crítica situación de la empresa.

El titular de Economía está en la mira de una parte del Socialismo Democrático, ya que lo responsabilizan de obstaculizar la reactivación económica.

El acero chino

China es la segunda mayor economía a nivel global y hasta hace poco era el país más poblado del mundo, hasta que fue superado por la India. En los últimos cuarenta años el gigante asiático ha expandido sus ciudades y construido viviendas e  industria. Para todo ello requirió acero, producto que fue subsidiado por el gobierno chino, haciendo que los costos para producirlo bajen, aumente la producción y pueda exportar al más bajo costo. “China produce en 10 horas la misma cantidad de acero que Chile produce en 1 año”, afirman desde la  asociación Latinoamericana del Acero.

En el 2000 se exportaron unas 85 mil toneladas de acero chino a América Latina. Actualmente, la cifra asciende a las 10 millones de toneladas.  Esto ha sepultado la industria del acero latinoamericano provocando olas de cierre de plantas siderúrgicas en Brasil, México y ahora Chile.

 Reforma constitucional

La diputada de Demócratas y parlamentaria por el Biobío, Johanna Pérez, presentó un proyecto de reforma constitucional para imponer un 50% de arancel a las importaciones de acero chino durante tres años. Esta cifra busca hacer frente a la “competencia desleal” por parte de las importaciones de este tipo provenientes de China, las cuales llegarían hasta un 40% más barato.

El proyecto cuenta con el apoyo de los diputados Roberto Arroyo y Francesca Muñoz del Partido Social Cristiano, Sergio Bobadilla (UDI), Pamela Jiles (PH), Leonidas Romero (RN), Camila Flores (RN), Marlene Pérez (Ind. UDI), Félix González (PEV) y Marcos Ilabaca (PS).

“Eso es totalmente incompatible con todas las normas internacionales y lo único que nos puede generar son sanciones que afecten al conjunto de la economía”, enfatizó Mario Marcel, quien espera que la iniciativa no avance en la cámara.