Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

¿Por qué una Asociación Gremial H2V en Magallanes?

Sábado 6 de Abril del 2024

Compartir esta noticia
177
Visitas

 

María Isabel Muñoz Antonin
Gerente General H2V Magallanes

 

Hace poco más de un año se constituyó en Punta Arenas H2V Magallanes, la Asociación de Productores de Hidrógeno Verde y sus derivados, que en la actualidad reúne a seis proyectos. Cinco de ellos estarán ubicados en la zona continental, centrados en las comunas de San Gregorio, Laguna Blanca y Punta Arenas, y otro localizado en Bahía Gente Grande, en la isla de Tierra del Fuego, sumando potencialmente unos 10 GW de proyectos en construcción paralela entre los años 2027 y 2032. ¿Pero por qué los proyectos se integran a una asociación gremial (AG) de este tipo? ¿Cuál es el rol de esta AG y qué le diferencia de otras que operan actualmente en el país?

La respuesta es de toda lógica. Era imperioso contar en fase temprana con una entidad gremial local que congregara en Magallanes tanto a los proyectos industriales pioneros y por cierto a aquéllos que están por venir. Tanto para el gobierno regional de Magallanes y los distintos actores de nuestra comunidad, era deseable y necesario disponer de un espacio de articulación multisectorial, que estuviera enfocado a incentivar la industria, pero también abocado a fortalecer el crecimiento económico y social de la región, promoviendo la formación de capital humano y las capacitaciones técnicas locales; la generación de sinergias y un desarrollo armónico con otras actividades productivas presentes en la región, facilitando la transición energética y la descarbonización, pero a través de proyectos  que generen valor compartido en materia social y ambiental.

Hablamos de una asociación que aun no contando con una industria 100% visible y operativa, desde marzo de 2023 se ha impuesto como AG representar los intereses comunes de sus proyectos asociados para participar de la discusión público-privada, aportando con diálogo permanente, rigurosidad técnica y visión de largo plazo. Para ello hemos intensificado los esfuerzos e iniciativas apuntando a participar de manera activa en la planificación territorial, el relacionamiento con actores públicos y privados, sectores productivos, mundo académico y las distintas partes interesadas, por el valor que implica estar conectado con el territorio y nuestra comunidad. Como parte de su función, H2V Magallanes ha integrado en su agenda de mediano y largo plazo temáticas donde es posible avanzar y lograr convergencias, por ejemplo, en materia de infraestructura compartida y el desarrollo de capacidades.

En la actualidad existen otras asociaciones tanto en la Región Metropolitana como en otras regiones que igualmente se abocan al impulso de esta nueva industria, como es el caso de la Asociación Nacional de Hidrógeno -H2 Chile-, entidad que desarrolla un fuerte despliegue internacional y busca posicionar a Chile como uno de los países líderes en la producción y exportación de hidrógeno verde y que reúne entre sus miembros a representantes del sector privado, público y académico con 40 socios profesionales y más de 100 empresas líderes con capacidad para cubrir con oferta de bienes y servicios a toda la cadena de valor del hidrógeno verde. Con ellos, trabajamos de manera estrecha y colaborativa para juntos acelerar la habilitación de la industria a nivel local, considerando la urgencia que impone el cambio climático y la imperiosa necesidad de una reactivación económica en la región.

Junto con buscar ser reconocidos en el ecosistema de hidrógeno renovable y energético nacional, colaboramos igualmente con distintas agencias de promoción y/o cooperación internacional, para generar mayor conocimiento respecto de los beneficios del hidrógeno verde y sus derivados, en aplicaciones industriales, comerciales y residenciales.

H2V Magallanes integra a los que serán gran parte de los motores productivos de este nuevo polo de desarrollo en la región. Somos por tanto un gremio regional y acotado a proyectos de Hidrógeno y derivados, pero con grandes aspiraciones y una clara hoja de ruta. En menos de un año hemos sido parte de la virtuosa articulación para el desarrollo de acuerdos público-privados, suscribiendo compromisos concretos, integrados a un plan de trabajo y Mesa Estratégica, e insistiendo desde el sur ¡que esto es posible si nos coordinamos a tiempo, si lo hacemos bien, para no perder esta ventana de oportunidad!