Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

Gerente general de Asmar Magallanes, capitán de navío Gonzalo Mitrovich

“Estamos en un proceso de posicionarnos como un astillero antártico”

Martes 9 de Abril del 2024
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2,814
Visitas

Los Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) celebraron este sábado 6 de abril su aniversario Nº64. Aunque su legado en la Región de Magallanes se remonta a 1896, cuando en la entonces pequeña y vibrante Punta Arenas se erigiera como un sencillo apostadero con capacidad para operar buques de hasta mil toneladas. El impulso de esos años fue fundamental para la historia naval y el desarrollo de la industria marítima en territorio austral. Un trayecto de más de un siglo de vida y que aún tiene mucho que recorrer, pues un nuevo y emocionante capítulo asoma por la proa.

El gerente general de Asmar Magallanes, capitán de navío Gonzalo Mitrovich, compartió las nuevas proyecciones del histórico astillero naval en el marco de un nuevo aniversario de la empresa.

– ¿Cómo ha evolucionado el quehacer de Asmar Magallanes para adaptarse a las necesidades y demandas específicas de la región?

– “A partir de 2021, hemos desarrollado un aporte significativo a la Región de Magallanes, especialmente en el soporte a la industria del hidrógeno verde. Además, hemos avanzado en la gestión energética para generar sistemas de eficiencia tanto para el ámbito terrestre como marítimo. También estamos en un proceso de posicionarnos como un “astillero antártico” para entregar las capacidades que tiene Asmar y proyectarlas hacia la Antártica”.

– ¿Cuál es la característica principal para entender a Asmar Magallanes como un “astillero antártico”?

– “La principal ventaja es nuestra ubicación geográfica, siendo prácticamente la puerta de entrada al continente blanco. Esto nos permite tener tiempos de respuesta muy cortos, esencialmente de 1 ó 2 días, para atender las necesidades en terreno, por ejemplo de una base o de un buque que esté operando en esa zona. Yo creo que esa es la principal ventaja comparativa que tenemos. Además, contamos con las capacidades desarrolladas en el astillero para entregar distintos tipos de servicios adaptados a las necesidades antárticas”.

– ¿Cuáles son estos servicios que provee Asmar como “astillero antártico”?

– “Principalmente, tenemos tres áreas de desarrollo o de soporte: primero, el área de las reparaciones a flote. El astillero siempre ha reparado los buques antárticos, como el caso del antiguo Rompehielos Viel, y haremos lo mismo cuando llegue el nuevo, del mismo nombre. Realizamos también las reparaciones a flote de las armadas amigas como el caso de Brasil y Uruguay. Por otro lado, también está el apoyo a las bases navales y ahí construimos artefactos como por ejemplo estanques para combustibles y también para sus operaciones logísticas como las ‘escúas’, que son balsas cuya función es realizar reaprovisionamientos en dicho territorio. Un hito muy importante para nosotros se dio en 2018, cuando nos transformamos en el único astillero que transformó un buque logístico a uno de impronta ‘antártica’ bajo los lineamientos del código polar. Ese fue el caso del Betanzos. Un proyecto que fue muy desafiante para Asmar, que duró casi un año y medio, y que actualmente opera en la Antártica sin inconvenientes”.

– ¿Qué es el “código polar” y cómo se aplica en la actividad naval?

– “El ‘código polar’ es una normativa orientada a buques que operan en la Antártica, como el caso de los buques ‘Ice Class’. Su normativa está enfocada, o asociada, a los sistemas de calefacción y aire acondicionado de los buques; las condiciones de temperatura para los sistemas electrónicos y de propulsión, que se adaptan para operar en bajas temperaturas y las condiciones extremas que propone el continente blanco”.

– ¿Cree que este perfilamiento de Asmar Magallanes como astillero antártico generará un legado distinto para los profesionales y las operaciones en la Región de Magallanes?

– “Sin duda, este perfilamiento genera un sentido de pertenencia y orgullo en nuestros colaboradores, quienes ven la satisfacción de brindar soluciones a las necesidades antárticas. Esto implica un esfuerzo adicional debido a las condiciones extremas, pero fortalece el compromiso con el astillero y su contribución al desarrollo regional”.

– ¿Qué sensaciones le genera liderar este perfilamiento de Asmar Magallanes?

– “Es un orgullo liderar este astillero, ya que la experiencia me ha permitido identificar los hitos relevantes para su desarrollo, permitiendo generar una contribución al crecimiento de la región y a su integración en proyectos importantes como el centro educativo internacional y la industria del hidrógeno verde”.

– ¿Qué mensaje le gustaría transmitir sobre el compromiso y la capacidad de Asmar Magallanes para seguir siendo un actor clave en el desarrollo de la región?

– “Nuestra visión es trabajar en conjunto con el sector privado, la industria local, el ámbito académico y la comunidad para contribuir al desarrollo regional, cuidando siempre del medio ambiente en nuestros procesos. Es fundamental seguir siendo parte activa de estos desarrollos para mejorar el crecimiento de la Región de Magallanes”.