Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

Transferencias de fondos del Minvu a Fundaciones: Contraloría detectó irregularidades en Magallanes

Lunes 15 de Abril del 2024

Compartir esta noticia
992
Visitas
  • Organo de control dispuso la instrucción de un procedimiento disciplinario.

 

Una serie de observaciones, algunas de las cuales derivaron en la instrucción de un procedimiento disciplinario tanto a nivel de la seremi de Vivienda como la dirección del Serviu Magallanes por parte de la Contraloría Regional, arrojó una auditoría sobre la bullada transferencia de fondos desde el Minvu a Fundaciones.

En el caso de Magallanes, fue motivo de investigación los recursos transferidos a la Fundación Chay Austral, respecto de las obras ejecutadas en los campamentos Lautaro y Villa Las Etnias, emplazados al norponiente de Punta Arenas.

Fundación Chay Austral nació en 2019, luego del estallido social, con la misión de visualizar, coordinar y trabajar directamente con personas en condición de vulnerabilidad.

El 28 de marzo último, Contraloría Regional dio a conocer el informal final consolidado de auditoría sobre transferencias efectuadas en el marco del subtítulo 33, en el marco de los programas de asentamientos precarios, de la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo y en el Servicio de Vivienda y Urbanización, ambos de la Región de Magallanes.

En análisis de las actuaciones abarcó el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2021 y el 30 de junio de 2023, luego de que la seremi de Vivienda y el Serviu celebraran convenios de transferencias de recursos, mediante asignación directa con la entidad privada Fundación Chay Austral, sin que los actos administrativos que sancionaron los mencionados traspasos se encuentren fundados ni tampoco justifiquen el uso de tal modalidad.

Frente a este reparo formulado, en el futuro tales organismos públicos deberán adoptar las medidas que correspondan a fin de implementar el procedimiento de concursabilidad de las iniciativas de inversión para la selección de las entidades que llevarán a cabo proyectos del Programa de Asentamientos Precarios, de modo de procurar la obtención de una o más propuestas y seleccionar aquella que resultara más conveniente.

Otras de las observaciones verificadas, fue que la Fundación Chay Austral que ejecutó el convenio de habitabilidad primaria del Campamento Lautaro, no contaba con la idoneidad técnica para el desarrollo del mandato de convenio, lo que generó que las obras presentaran una serie de deficiencias técnicas en su ejecución. En esta materia, en lo sucesivo, tanto la seremi como el Serviu deberán efectuar las supervisiones pertinentes, a fin de garantizar que el encargo encomendado a las entidades con las que suscriba convenios de transferencia de fondos se ejecute con estricto apego a las condiciones establecidas en dichos instrumentos, cautelando el debido resguardo del interés público.

Proceso disciplinario

Ante esta objeción, Contraloría dispuso la instrucción de un procedimiento disciplinario tanto en la seremi de Vivienda como en el Serviu, con el fin de determinar las posibles responsabilidades administrativas que puedan surgir de los hechos descritos.

Asimismo, se comprobó que la seremi del Minvu Magallanes carece de manuales de procedimientos formalmente establecidos, que describan, estandaricen y oficialicen los procesos respecto a la asignación directa de recursos, monitoreo, supervisión y rendición de cuentas de los recursos transferidos, con el objeto de verificar la correcta ejecución de éstos, por lo que “esa entidad deberá remitir los documentos de respaldo de la actualización y creación de los procedimientos en cuestión, lo que tendrá que acreditar y documentar en el sistema de seguimiento y apoyo de este organismo de control”.

Igualmente se constató la falta de justificación documentada del aumento de presupuesto en relación con el monto presentado por la Fundación y el monto aprobado en el convenio de habitabilidad primaria del Campamento Lautaro. Tampoco se pudo establecer que los convenios suscritos entre la seremi, el Serviu y Fundación Chay Austral no contemplaron un mecanismo que permitiera garantizar que los fondos otorgados a la entidad privada, fueran utilizados en los fines establecidos en los respectivos acuerdos.

De igual manera, la auditoría pudo advertir que el Minvu Magallanes no cuenta con el registro de entidades receptoras de fondos públicos, constatándose de paso que Fundación Chay Austral no se encontraba inscrita en el Registro Nacional de Contratistas del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Frente a este escenario, la seremi de Vivienda comprometió la creación de un registro técnico de personas jurídicas sin fines de lucro.

El informe final también observó que la seremi de Vivienda mantenía funcionarios desvinculados de dicha repartición, como apoderados de cuentas corrientes institucionales, por lo que esa entidad, deberá remitir el resultado de la gestión de eliminación de apoderados de cuentas corrientes institucionales que ya no formen parte del servicio.

Asimismo, diez rendiciones de cuentas del convenio de habitabilidad primaria del Campamento Lautaro, fueron contabilizadas en un plazo superior al establecido

Entre las observaciones, se mencionan boletas de honorarios que no cuentan con un contrato entre el prestador y Fundación Chay Austral.

Cabe consignar que esta Fundación recibió transferencias por 113 millones de pesos entre enero de 2021 y el 30 de junio de 2023, siendo aprobadas rendiciones por casi 87 millones de pesos.