Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

Confirman fallo que impone a seremi de la Vivienda asistir a curso de “respeto de los derechos fundamentales del trabajador”

Jueves 18 de Abril del 2024

Compartir esta noticia
395
Visitas
  • Consultado Marco Uribe Saldivia dijo que una vez ejecutoriada
    la sentencia, dará estricto cumplimiento al fallo. 

Edmundo Rosinelli
[email protected]

No prosperó el recurso de nulidad que interpuso el Consejo de Defensa del Estado en contra del fallo del Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, que obliga a indemnizar con 25 millones de pesos al abogado de la seremi de Vivienda y Urbanismo, Alejandro Soler.

Además el fallo de primera instancia, redactado por el juez Franco Reyes Pozo, obliga al titular de la cartera, Marco Uribe, a asistir a un curso de “respeto de los derechos fundamentales del trabajador”.

La indemnización de 25 millones 901 mil pesos que debe pagar el fisco es por la desvinculación del asesor jurídico de la secretaría ministerial de Vivienda, Alejandro Soler Gutiérrez.

Lo curioso del fallo laboral, es que impone a quien detente labores de jefatura de Vivienda en Magallanes, en este caso el seremi Marco Uribe, a tomar un curso de a lo menos 12 horas, “sobre el reconocimiento, promoción y respeto de los derechos fundamentales del trabajador, dentro de un término de 60 días de ejecutoriada la resolución”.

La denuncia por vulneración de derechos la interpuso Soler, tras ser despedido de las funciones que cumplía desde abril de 2018, al mes siguiente de asumir el gobierno Sebastián Piñera. Un contrato que se le fue prorrogando, hasta mantener una “relación continua e ininterrumpida con su empleador de cuatro años y medio”.

Entre las funciones que desempeñó estaban las de encargado de la Sección Jurídica, encargado de la Ley 20730 que regula el lobby y gestiones que representaran intereses particulares ante autoridades y funcionarios, entre otros.

Actos de acoso

El 2 de noviembre de 2022 el abogado Soler ingresó al Tribunal del Trabajo de Punta Arenas una denuncia en contra del seremi de Vivienda, Marco Uribe Saldivia, por “actos de acoso y hostigamiento laboral”.

Esta fue notificada a la autoridad de Vivienda el 9 de noviembre de 2022. Y el 28 de ese mes la autoridad resolvió la no renovación de la contrata.

En la demanda Soler dijo que “es posible constatar un nexo de temporalidad entre su denuncia y su despido”, el cual a su juicio es “carente de razones idóneas y reales ya que lo que se señala en dicha misiva demuestra un ánimo de reprimenda y nueva persecución”.

El abogado procurador fiscal del Consejo de Defensa del Estado, Claudio Benavides Castillo, pidió el rechazo de la demanda.

Argumentó que las funciones que desempeñaba Alejandro Soler eran actividades de confianza exclusiva con el anterior encargado de la institución, donde cumplía funciones de jefe de gabinete del ex seremi de Vivienda y Urbanismo de Magallanes, José Horcos Guarachi.

En fallo redactado por el ministro Marcos Kusanovic, la Corte de Apelaciones resolvió rechazar el recurso del Consejo de Defensa del Estado, basado en tres causales de nulidad, pero que a juicio del tribunal de alzada, “de su mera lectura no es posible determinar con mínima precisión si dichas causales se interponen en forma conjunta o subsidiaria, lo que conforme a lo razonado en los motivos precedentes, conduce necesariamente a su rechazo”.

“Cumpliré el fallo”

Consultado el seremi de Vivienda y Urbanismo, Marco Uribe, por el fallo, la respuesta fue que se notificó del fallo de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, de fecha 17 del presente, el cual rechaza el recurso de nulidad interpuesto por el Consejo de Defensa del Estado contra la sentencia dictada por el Juzgado de Letras del Trabajo en enero de este año.

Por lo anterior, informó que una vez ejecutoriada la sentencia, dará estricto cumplimiento al fallo, en tanto le corresponde como representante de la Subsecretaría de Vivienda y Urbanismo en la Región. 

Finalmente señaló que el funcionario demandante (Soler) no ha dejado de prestar servicios en la repartición pública, siendo parte del equipo regional, como asesor jurídico.