Necrológicas

– Flor Iberia Sobarzo Lago

– José Miguel González Maldonado

– Luis Gilberto Furnier Barría

María Ester Nahuelquín Bacolich

“Las empresas todavía no han entendido que el desarrollo de investigación y el desarrollo de innovaciones debiera ser parte de su estrategia competitiva”

Sábado 11 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
168
Visitas

En su paso por la Región de Magallanes, Jocelyn Olivari, gerente de Innovación de Corfo, se reunió con emprendedores locales para conocer sus proyectos y con empresarios interesados en implementar estrategias de desarrollo e investigación en sus negocios. La pandemia trajo consigo un decrecimiento de la inversión en innovación, por lo que ésta es una de las áreas a reforzar de Corfo, indicando que, a nivel país, se invierte menos de un 1% del Pib nacional.

En Magallanes, uno de los desafíos es implementar una Zona Franca de Servicios, lo que permitiría servir como una atracción para inversión en tecnología. Desde Corfo, el trabajo apunta a “ir anticipándonos para generar las condiciones habilitantes, el conocimiento, las buenas prácticas que se puedan ir trayendo hacia acá, cosa que, en el momento en que esto esté listo, ya estemos de avanzada, entonces ya podamos implementarlo y no tengamos que recién ir a mirar afuera porque eso nos va a ralentizar la implementación de esto”, sostiene OIivari.

Zona Franca de Servicios

A través de la Estrategia Regional de Desarrollo de Magallanes, se impulsa ampliar a la Zona Franca al área de servicios. En este esfuerzo ha estado trabajando el Programa Productivo de Corfo Fpymagallanes, amplificando la iniciativa y conociendo el exitoso modelo que se aplica en Uruguay.

El ejemplo de Uruguay es interesante, pues existen 11 puntos de Zona Franca, promoviendo una política distinta a la que se lleva en Chile. “Una de las buenas prácticas que han identificado es que hay ciertas empresas de servicios tecnológicos hoy día que están instaladas ahí, por ejemplo, en la ciudad de Montevideo, y eso puede ser un tremendo hub que atraiga a emprendedores, por ejemplo, asociados a servicios tecnológicos, como Google”, dijo.

En esta fase de preparación ya hay reuniones en curso, en las cuales, como señala Olivari, lo que se busca es anticipación. “Conocer las buenas prácticas y las experiencias de afuera y entender cómo opera, cuál es la infraestructura, cuál es el talento que está detrás de todo esto, algunas tecnologías quizás que son habilitantes para que se puedan poner a disposición de la ciudadanía estos servicios que potencialmente pueden ser elegibles de participar de las condiciones que entrega una Zona Franca”, señaló.

Uno de los instrumentos de la Gerencia de Innovación de Corfo es el programa de Absorción Tecnológica para la Innovación, el cual busca cerrar brechas productivas en empresas. En la reunión que sostuvo Olivari con la gerencia de Zona Franca, uno de los puntos fue “ver hasta qué punto existe la posibilidad de que esas buenas prácticas empresariales y conocimientos que se quieren traer hacia acá podrían ser elegibles de caer dentro de este Programa de Absorción Tecnológica para la Innovación, que al final lo que busca es fortalecer las capacidades de las empresas para poder ir cerrando brechas de productividad”.

Despega Magallanes

y Hub empresarial

 

Corfo también ha apostado. a darle sostenibilidad al programa Fpymemagallanes. Es así como este año se está desarrollando el primer Hub empresarial Fpyme, que busca que en un espacio físico se concentren las empresas, startups y emprendedores con el objetivo intercambiar conocimientos, generar sinergias y fomentar la innovación.

En dicho contexto, también Fpymemagallanes crearon “Despegando desde Magallanes”, cuyo objetivo es impulsar el incipiente ecosistema de emprendimiento en la región. En cada encuentro, la respuesta a las convocatorias han sido exitosas, reuniendo entre 60 a 100 emprendimientos, siendo vital el apoyo de la directora regional de Corfo, María José Navajas, y el respaldo de “Emprende tu Mente”.

Financiar innovación

Junto con valorar este tipo de iniciativas, la gerencia de Innovación de Corfo ha puesto el foco en financiar proyectos con componentes de investigación y desarrollo que atiendan problemáticas nacionales. Para esto, cuentan con distintos instrumentos como el “Crea y Valida”, “Innova Región” que apunta a proyectos con pertinencia territorial, “que que resuelvan a través de soluciones innovadoras, problemáticas y desafíos y oportunidades que son pertinentes para las regiones”, sostiene Olivari. 

Otros de mayor proyección como “Innova Alta Tecnología” son financiamientos de 4 años y hasta 1.000 millones de pesos en subsidios para financiar proyectos de investigación y desarrollo intensivo.

Un punto importante es la ley de incentivo tributario a la investigación y desarrollo, un derecho para las empresas que estén realizando proyectos en esa línea. La norma permite reducir de impuestos un 35% de lo que se invierta en investigación y desarrollo, es decir, “una empresa que invierta en investigación y desarrollo y que está pagando impuestos puede reducir 35% de lo que invierte en investigación y desarrollo directamente del impuesto y además permite imputar a gasto 65% de lo que se invierte en investigación y desarrollo como una inversión también para generar la renta”.

¿Innovación magallánica?

En el caso de Magallanes, los niveles son muy bajos y sólo se tiene registro de que Gasco está haciendo uso de este beneficio tributario con un proyecto de desarrollo de nuevos combustibles. “Aquí es un desafío para la región porque está bajita en sus postulaciones a la ley (…) La población aquí es pequeña. Entonces, si uno compara per cápita, tampoco es que está tan mal, pero se puede hacer mucho más”.

Las razones del bajo nivel de investigación en las empresas regionales tienen múltiples factores, siendo una de ellas que exista solo una universidad en la región.  Sin embargo, de cara a los nuevos desafíos regionales, Olivari opina que “hay un espacio que yo creo que se va a ir abriendo cada vez más”. En ese sentido, apunta que “desde la gerencia de innovación, nosotros hemos financiado alrededor de unos 50 proyectos más o menos de innovación. En los últimos años hemos puesto unos 1.600 millones de pesos financiando estos programas, estos proyectos de esta región”.

Olivari cree que hay muchos mitos instalados asociados a la innovación, como que “es un hobby de país rico”, o que es algo que les compete exclusivamente a instituciones como la Nasa. “Las empresas todavía no han entendido que el desarrollo de investigación y el desarrollo de innovaciones debiera ser parte de su estrategia competitiva”.