Necrológicas

– Paola Elizabeth Ortega Cubillos

– María Doberti Guic

– Guido Alberto Vera Bahamonde

– Mario Hernán Caro Barría

Los efectos del cambio de categoría del canquén en la evaluación ambiental de proyectos de H2V

Martes 14 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
252
Visitas

En la reciente publicación del Diario Oficial sobre las nuevas especies clasificadas se incluyó al canquén común en categoría “Vulnerable”, aunque incluso contaba con antecedentes para quedar como “en peligro”. Esto se debe principalmente a la evidencia sobre la disminución de su población, estimada en un 55% en los últimos 30 años, principalmente por factores como caza indiscriminada y la introducción de especies invasoras como el visón.

Ahora bien, esta inclusión podría traer distintas implicancias para los proyectos de hidrógeno verde. Desde Hif, comunicaron en pocas palabras que “nuestro equipo ambiental está analizando los alcances de la inclusión del canquén común en el reglamento”. Según explica el profesor Humberto Cortés Peralta, de la Agrupación Ecológica Patagónica, quien impulsó la categorización de esta especie, la principal implicancia es que “ahora deben considerar al caiquén dentro de los estudios y debe ser considerado en la medidas de mitigación y/o compensación”. 

En la misma línea explica el doctor Heraldo Norambuena, “con o sin categoría de conservación la presencia de esta especie en sitios de proyectos debía ser informada en los estudios de impacto ambiental. La diferencia ahora es que la categoría pone énfasis en identificar impactos potenciales a esta especie y proponer medidas de mitigación o lo que corresponda según la legislación”.

Otro factor lo explica Diego Luna-Quevedo, especialista en política y gobernanza de Manomet Inc, señalando que “lo interesante es que la valoración de impactos es distinta cuando se trata de especies amenazadas, por lo que impactos de colisión que podrían ser valorados como ‘no significativos’ ahora podrían ser considerados ‘significativos’”. Considerando la cantidad poblacional de la especie, podrían haber cambios en este punto.

Humberto Cortés complementa que es una medida positiva “para evitar lo ya ocurrido con el canquén colorado. Que al igual que el caiquén antes se consideraba por cientos de miles y hoy sólo encontramos a los unos cientos (…) Otro punto a destacar es que se tiende a creer que si una especie es muy abundante no tienen problemas de conservación, pero eso es un error. Lo importante es quétan rápido disminuye su población”.