Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Descubridores del virus de la hepatitis C ganan el Premio Nobel de Medicina

Por Agencias Martes 6 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
31
Visitas

Harvey Alter, Michael Houghton y Charles Rice fueron galardonados este lunes con el Premio Nobel de Medicina por sus trabajos en el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

La hepatitis C es “un gran problema sanitario global que causa cirrosis y cáncer de hígado alrededor del mundo”, explicó el jurado.

Los estudios metódicos de la hepatitis asociada a la transfusión realizados por Harvey J. Alter demostraron que un virus desconocido era una causa común de la hepatitis crónica. Michael Houghton utilizó una estrategia no probada para aislar el genoma del nuevo virus que se llamó virus de la hepatitis C. Por su parte, Charles M. Rice proporcionó la evidencia final que mostraba que el virus de la hepatitis C por sí solo podía causar hepatitis.

Según destacaron los expertos del Instituto Karolisnka, el descubrimiento del virus “es un logro histórico en la actual batalla contra las enfermedades virales”, en un año marcado por la pandemia de coronavirus. “Gracias a su descubrimiento, ahora se dispone de análisis de sangre de alta sensibilidad para el virus, y estos han eliminado esencialmente la hepatitis postransfusión en muchas partes del mundo, mejorando enormemente la salud mundial”, indicaron.

Además, resaltaron que el descubrimiento también permitió el rápido desarrollo de drogas antivirales dirigidas a la hepatitis C. Por primera vez en la historia, la enfermedad puede ahora curarse, lo que aumenta las esperanzas de erradicar el virus de la hepatitis C de la población mundial.

Los premios datan de 1901, periodo en el que la mayoría de hallazgos tenían lugar en la mente o el laboratorio de un solo individuo. La semana de entrega de premios continuará con las categorías de Física este martes y de Química el miércoles. Al final de la semana se divulgarán los dos más esperados: el de Literatura el jueves y el de la Paz el viernes, en Oslo. Los dos últimos, sin duda los dos premios más conocidos del mundo, suelen atraer toda la atención. Pero 2020 es excepcional, por ser el año de una pandemia que mantiene al mundo muy pendiente de la medicina.