Necrológicas
  • Hernán Vega
EDITORIAL

Covid-19 y violencia contra la mujer

Por La Prensa Austral Miércoles 7 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
36
Visitas

Esta semana tuvo un pésimo comienzo. El coronavirus no da tregua y siguen siendo alarmantes las cifras de contagios, con una tendencia al alza que no ha sido posible revertir y que nos llevó a superar el número de infectados de la Región Metropolitana.

Pero, también esta semana ha tenido un inicio aciago: dos intentos de femicidios en poco más de 24 horas.

Si bien la violencia intrafamiliar es uno de los males sociales que cruza a la sociedad chilena, Magallanes mantiene preocupantes niveles de agresión en contra de la mujer. Factores culturales ligados a problemas de alcoholismo y a una vida más encerrada por las condiciones climáticas explicarían en parte aquello.

La pandemia en nada ha aportado a aliviar estos reportes. Al contrario, las medidas impuestas para combatir la expansión del coronavirus han colaborado en generar condiciones mucho más riesgosas para las mujeres, como el aislamiento social y, en no pocos casos, una prolongada convivencia bajo el hacinamiento en casas y departamentos pequeños.

El miedo a contagiarse, el estrés producto de los dilatados periodos de cuarentena, la falta de ingresos económicos -por la pérdida laboral y mayores dificultades para obtener recursos- son elementos que abundan a que el incremento de las agresiones sea un hecho objetivo.

Este año, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género reportaba 28 femicidios hasta este lunes 5 de octubre. Como si dicha cifra no fuera menor, se agregaban 101 femicidios frustrados.

Estos datos son la punta del iceberg de un drama social que no acaba y que ahora tiene, además, el agravante de que muchas mujeres y sus hijos están sometidos a vivir encerrados las 24 horas con su agresor producto de la cuarentena y las otras medidas anti Covid-19.

Es importante que se refuercen las campañas de prevención y que se activen las redes de apoyo y de acompañamiento de aquellas personas que pueden estar padeciendo todo tipo de agresiones.

La violencia contra la mujer es la otra pandemia, anterior al coronavirus, que el mundo no ha podido controlar.