Necrológicas

El desgaste del personal hospitalario en primera línea y servicios de apoyo

Por La Prensa Austral Miércoles 7 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
18
Visitas

Gremio pide reforzar equipos sanitarios

Mientras el Hospital Clínico se encuentra trabajando al límite de su capacidad debido al explosivo aumento en los contagios y la cantidad de pacientes que han requerido hospitalización, los funcionarios hospitalarios advierten el desgaste que ha implicado estos meses de trabajo en pandemia y de la falta de recursos humanos, donde muchas veces han tenido que hacer doble turnos o reemplazos en otras unidades, ello sumado a la necesitad de ampliar la capacidad de atención, para dar respuesta a los requerimientos por Covid.

A lo anterior se suma el antecedente de que más de un centenar de funcionarios se encuentra contagiado o en aislamiento por ser considerados contactos estrechos, ello además de las licencias médicas por otras patologías.

El coordinador de la Federación de Profesionales de la Salud (Fenpruss) Magallanes, Damián Hurtado, dijo que hay trabajadores que no han tenido descanso desde el inicio de la pandemia. Y, no sólo se trata de quienes están en la primera línea de la atención de pacientes, sino también del personal de los servicios de apoyo, como laboratorio o imagenologia, que han debido enfrentar la sobrecarga laboral.

“No sólo son funcionarios del Hospital Clínico que han sentido el desgaste, también hay que considerar a los equipos del Samu que han estado trabajando desde el primer día en la atención prehospitalaria, al igual que el personal de salud mental que han debido enfrentar los mayores requerimientos generados por el impacto de la pandemia y del confinamiento”.

Hurtado puntualizó que se solicitó al Ministerio de Salud que para la asignación de recurso humano se considerara nuestra realidad particular de aislamiento, de manera que los funcionarios que lleguen a la región tengan la garantía de que es un contrato que se mantendrá por un par de meses, porque de lo contrario es difícil que profesionales quieran venir a la región, por el costo de vida y el aislamiento.