Necrológicas

“He visto pacientes jóvenes y sin patologías que presentaron problemas respiratorios y cayeron en ventilación mecánica”

Por La Prensa Austral Lunes 12 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
85
Visitas

Más que aplausos piden el reconocimiento de sus funciones en el Código Sanitario y contar con elementos de protección personal certificados.

Han sido meses muy complejos admite el técnico en enfermería del Hospital Clínico, Pablo Mancilla Vidal, en el combate del Covid 19, que no sólo los obligó a trabajar con una mayor sobrecarga laboral, que se ha agudizado por las brechas de recursos humanos existentes, sino que los ha golpeado a nivel personal.

“He visto pacientes sin patologías que presentaron problemas respiratorios y cayeron en ventilación mecánica”, señala.

Pablo Mancilla trabaja en el Centro de Responsabilidad de Anestesia desde hace ocho años, pero reconoce que este es un año diferente y es que han debido trabajar más exigidos y con la incomodidad de trabajar con elementos de protección personal que no son los adecuados, y que tampoco están certificados.

Este técnico anestesista, trabaja en el turno diurno, aunque también ha reforzado el nocturno. Y, es que las brechas de personal son parte de los problemas con los que han debido batallar diariamente. “Hemos tenido doble turno”, complementa.

Recordó que antes de la pandemia el trabajo era muy intenso y es que la meta era resolver la lista de espera de quienes llevaban más tiempo esperando, tarea que quedó truncada con la contingencia sanitaria.

A su juicio, esta emergencia evidenció que es muy poco el personal técnico de anestesia que trabaja en pabellón en el Hospital Clínico. “La sobrecarga laboral, los horarios y horas extras, además de la seguridad, son temas que hemos planteado desde siempre, pero que con la pandemia se agravaron”, subrayó.

A ello se suma, el impacto que esto genera a nivel personal y reconoce que el miedo siempre está latente. “A una colega se le murió su papá, que fue una de las personas que habían derivado a Santiago. Entonces imagina el miedo a enfermarte y de paso contagiar a otros, a un ser querido, que puede desarrollar la enfermedad de un modo más grave, entonces es complejo”, enfatizó.

Pabellón y seguridad

Mancilla Vidal confiesa que en pabellón hay muchos protocolos para prevenir infecciones intrahospitalarias y que las medidas se acentuaron con el Covid porque se trabaja con anestesia y manejo de la vía aérea. Añadió que intubar un paciente con coronavirus o para una anestesia general, requiere de un cuidado mucho mayor del manejo de la vía aérea porque las partículas quedan en el aire por horas, entonces es muy importante que usen elementos de protección personal certificados.

Esta ha sido una de las principales banderas de lucha de los funcionarios de la salud, quienes no sólo han solicitado la entrega de elementos de protección personal, sino además que estos sean certificados. En todo caso muchos de los trabajadores han comprado sus propios elementos de protección personal, aunque también usan algunos artesanales, pero recalca que los que les han entregado no son certificados.

“Estamos dando la pelea con esta sobrecarga de trabajo por la pandemia y luego vamos a tener que enfrentar el aumento de las listas de espera, pero es posible que los funcionarios enfermen y quien cubre al colega enfermo, eso es lo complicado y es algo que hemos venido planteando desde la crisis social 2019”, planteó.

Código Sanitario

Finalmente reconoció que la incorporación del Código Sanitario generó altas expectativas, porque establece el rol y se definirán las funciones que como funcionarios deben cumplir. Aseguró que será un “remezón” porque va a implicar que los técnicos en enfermería puedan tener su rol y sus funciones asignadas.

“Nosotros estamos por vocación y hemos trabajado con sobrecarga laboral, con el miedo a enfermar o contagiar a la familia. Son los técnicos en enfermería los que dan la pelea, para sacar al paciente adelante y eso no se ve. Yo me saco el sombrero por mis compañeros, les agradezco la vocación de servicio y la entrega. Es el compañerismo que se vive y muchas veces estamos más en el hospital que en la casa”, remató.